Noticias


Hamlin salió incólume de Dover

octubre 02, 2012, Seth Livingstone, Especial para NASCAR.COM, NASCAR.com

DOVER, Del. -- El auto No. 11 pudo obtener el octavo puesto y mantenerse en la lucha por Caza

Tras una performance dominante en el New Hampshire Motor Speedway, todo parecía posible para Denny Hamlin, contendiente a la Caza.

Pero poder ganar en el Dover International Speedway, eso sí que hubiera sido casi demasiado bueno para ser verdad.

"Yo prefiero un auto que doble bien y tenga mucha potencia, en todo momento. Pero ahora, entre Richmond (18º a pesar de liderar 202 vueltas) y aquí, eso nos está costando muchos puntos."

--Denny Hamlin

Y así fue.

Habiéndose mantenido entre los primeros tres durante toda la carrera, Hamlin no tuvo otra alternativa que detenerse en boxes para recargar combustible cuando faltaban 10 vueltas, cediendo la punta a quien sería el ganador, Brad Keselowski.

A pesar de acomodarse en el octavo puesto, Hamlin no tenía reparos en cuanto a la performance de su Toyota FedEx en las AAA 400 de este domingo.

"Alguna gente tiene mejor consumo de combustible y autos que no doblan tan bien", dijo Hamlin.

"Yo prefiero un auto que doble bien y con mucha potencia, en todo momento. Pero ahora, entre Richmond (18º a pesar de liderar 202 vueltas) y aquí, eso nos está costando muchos puntos".

Partiendo desde la pole, Hamlin lideró las primeras 34 vueltas, y 39 en total, este domingo.

Acechó a Kyle Busch durante la mayor parte de la carrera y su resultado obtenido lo mantiene en el tercer lugar, 16 puntos detrás de Keselowski en la Caza, cifra que es manejable.

"Dieciséis puntos detrás, podemos manejar eso, sin problemas", dijo Hamlin. "No nos van a ganar en la pista, eso es muy simple. Somos simplemente demasiado veloces en este momento. Los juegos de estrategia y la manera en que se están dando las neutralizaciones, eso es lo que está complicándolo todo".

Más que nada, Hamlin terminó este domingo feliz de haber dejado atrás a Dover. Históricamente, Dover ha sido su peor circuito entre los 10 utilizados para la Caza.

Previamente, su promedio de resultados era de 20,5. Había finalizado 18º en Dover en junio último. Incluso él había consultado con un psicólogo para asegurarse que estaba extrayendo lo máximo de sí mismo en el óvalo con los altos peraltes.

Su resultado de este domingo fue solamente su tercer resultado entre los primeros 10 en sus últimas 11 participaciones dentro de la Copa en Dover.

De manera que, dada la solidez de su auto, el resultado en definitiva no podía hacer otra cosa que carcomerlo, un poco.

"Es lamentable", dijo él. "Anduve lo más rápido que pude durante 400 vueltas, luego observo las cosas y es una cuestión de '¿Por qué estamos octavos?' Ese aspecto es frustrante.

"Pero la gente tiene estrategias (de combustible) diferentes. Un resultado entre los primeros 10 en una carrera como ésta, luego de haber luchado por la victoria todo el día, no me quejo".

Hamlin entiende lo impredecible que es esto. Sabe que ahorrar combustible no siempre rinde sus frutos.

"Si aparece una neutralización, todos quienes están ahorrando salen perdiendo", dijo él. "Vamos a estar muy bien ubicados en la pista. Vamos a superarlos fácilmente y no va a ser un problema. (Pero) estas neutralizaciones se están dando en momentos inoportunos para algunos equipos y nosotros somos uno de esos equipos".

Hamlin también sabe que su jefe de mecánicos Darian Grubb no tuvo otra elección que hacerlo detener en los boxes en las últimas vueltas.

"Estábamos con un déficit de seis vueltas", dijo Hamlin. "¿Qué hace uno? Estábamos empantanados en una situación difícil y allí es donde terminamos".

"No logro controlar toda esta basura referida al consumo de combustible. Tengo que pilotear el auto de carrera lo más veloz que pueda durante 400 vueltas. Donde sea que me encuentre ubicado en la torre de señalización es una indicación de lo que hice, de cómo anduvo nuestro consumo de combustible, de cuan rápido trabajó nuestra gente de boxes, y de lo veloz que es el auto. (Este domingo) quedamos relegados debido que el consumo de combustible fue nuestro punto débil".