Noticias y medios


Johnny Rutherford tuvo un gran comienzo

noviembre 01, 2012, Mark Aumann, NASCAR.com

La mayor cantidad de carreras en la Copa por parte de Johnny Rutherford fue en 1981, corriendo para Ron Benfield, finalizando 10º en las 500 Millas de Daytona y quinto en las Firecracker 400. (Smyle Media)

En 1993, un joven Jeff Gordon asombró a la comunidad de los stock cars al ganar una de las carreras clasificatorias correspondientes a las 500 Millas de Daytona en su primer intento. Quien fuera una estrella de los autos sprint luego pasó a tener un éxito sin paralelo en el Indianápolis Motor Speedway.

Pero eso solamente fue una performance repetida respecto a tres décadas antes, cuando un piloto de Fort Worth, Texas, en su primera carrera de stock cars, sorprendió a lo mejor de NASCAR no sólo al obtener la pole para las 500 Millas de Daytona de 1963, sino también al ganar la carrera clasificatoria.

A diferencia de Gordon, Johnny Rutherford nunca volvió a ganar otra carrera de NASCAR, pero sus mayores éxitos se dieron con tres victorias en las Indy 500.

El verdadero nombre de "Lone Star J.R." era John Sherman Rutherford III, de Coffeyville, Kan., nacido en 1938. Su padre era un mecánico de aviones en la Fuerza Aérea, y la familia estaba constantemente mudándose. Según se cuenta, Rutherford dijo que asistió al menos a 13 colegios primarios.

También presenció su primera carrera de autos pocos después del fin de la Segunda Guerra Mundial, una carrera de midgets en Tulsa, Okla. Fue allí mismo que Johnny se decidió por una trayectoria en el automovilismo. Luego que su padre se alejara de la Fuerza Aérea en 1950, la familia se asentó en Fort Worth.

A los 18 años, Rutherford se unió a un club de autos preparados y construyó un auto para correr en eventos patrocinados por la policía en la cercana base de la Guardia Nacional. Uno de sus amigos tenía un auto para circuitos de tierra, y se lo ofreció a Johnny para que lo piloteara en el Devil's Bowl Speedway, en Dallas.

Más adelante, Rutherford conoció a otro tejano, Jim McElreath, y se les ocurrió mudarse al Medio Oeste, donde había más circuitos y mayores oportunidades para competir. En 1962, Rutherford estima que compitió en más de 70 carreras, a veces en tres o cuatro durante la semana.

Era considerado como un piloto "que iba a la carga", podía accidentarse como podía ganar. Pero su potencial llamó la atención del legendario mecánico de Daytona Beach, Smokey Yunick, quien creyó que Ruhterford tenía el talento como para tener éxito en stock cars.

De manera que Ruhterford apareció en el Daytona International Speedway en febrero 1963, se subió al Chevrolet No. 13 negro y dorado de Yunick, y obtuvo la pole con una vuelta récord a 165,183 mph.

Pero esto sencillamente era un precalentamiento para Rutherford, quien le admitió a Bernard Kahn del Daytona Beach News Journal que él se sentía cómodo circulando en pista sólo pero que no estaba seguro como reaccionaría en medio del pelotón.

"Espero poder obtener algunas referencias, en especial en cuanto a viajar en succión", dijo Rutherford. "Sé que tengo mucho para aprender en cuanto a una carrera de stock cars en speedways. Pero vine aquí no para finalizar segundo sino primero".

E hizo justamente eso en condiciones que representaban un desafío para los más experimentados pilotos de stock cars. Unos 27.000 fans resistieron temperaturas de 45 grados y fuertes vientos de 20 mph, mientras presenciaban ambas carreras clasificatorias.

Johnny Rutherford, alrededor de 1977 (Smyle Media)

Fueron testigos de nuevas velocidades récord de parte de los nuevos Chevy: Junior Johnson ganó la primera carrera a nada menos que 164,083 mph, superando al Pontiac de Paul Goldsmith. Y luego Rutherford salió a pista en la segunda, le quitó la punta a Rex White cuando faltaban cinco vueltas y se mantuvo allí para ganar por tres autos de distancia en éste, su debut en NASCAR.

Yunick estaba extasiado más tarde en el Círculo de la Victoria.

"El chico tuvo que ir al colegio", dijo Yunick acerca de la carrera de Rutherford. "Aprobó. En vez de sacar meramente un 80 en su boletín, Johnny sacó un 100".

"Sus órdenes fueron de primero sentir como andaba el auto, viajar en succión y ahorrar combustible durante unas 35 vueltas, y luego apretar el botón y no mirar hacia atrás. Y no lo hizo".

Rutherford no pudo continuar con su éxito en las 500 Millas, aunque se mostró competitivo. Finalizó noveno, a cuatro vueltas de quien resultaría ganador, Tiny Lund. Dada la opción entre permanecer en NASCAR o retornar a USAC, Rutherford optó por retornar a los monoplazas, y ese mayo debutó en las Indy 500.

Ganó un campeonato USAC nacional de autos sprint en 1965 y eventualmente se encontró con el éxito en Indy cars, ganando las Indy 500 en 1974, 1976 y 1980. Durante las próximas 25 temporadas, Rutherford hizo su regreso a NASCAR de manera esporádica, participando en 35 carreras, logrando un quinto puesto en las Firecracker 400 de 1981 en Daytona.

Se retiró de manera oficial como piloto en 1994, y pasó a entrenar pilotos y a conducir los pace cars para el Indy Racing League.

%>