Noticias


Keselowski listo para dar lucha en medio de mucha presión en Texas

noviembre 02, 2012, NASCAR Wire Service, NASCAR.com

Además: Stenhouse se mantiene veloz, mientras que Buescher trata de mantenerse primero

A Brad Keselowski no parece molestarle que se preste menor atención, aún cuando llega el momento de estudiar sus posibilidades de estar obteniendo el campeonato de la Copa Sprint NASCAR de aquí a tres carreras. Que lo etiqueten de menos favorecido para el título parece sentarle bien.

Si bien la primacía de cuatro semanas que tuvo Keselowski al tope del campeonato ha desaparecido-ahora está en manos de cinco veces campeón Jimmie Johnson- su motivación sigue intacta.

El próximo paso en esta búsqueda de Keselowski llega este fin de semana en el Texas Motor Speedway, escenario de las AAA Texas 500 (3 p.m. ET, ESPN), la octava carrera de las 10 que componen los playoffs de la Caza por la Copa Sprint NASCAR.

Si bien el auto No. 2 de Penske Racing, en las presentes condiciones, está claramente en déficit respecto de la experiencia si se lo compara con Johnson y su jefe de mecánicos Chad Knaus, el dúo que forman Keselowski y su jefe de mecánico Paul Wolfe ha producido resultados dinámicos, ocho victorias, en tan sólo dos temporadas juntos.

"Nos gusta nuestro rol en esta Caza", dijo Keselowski. "Si bien de ninguna manera nos están descartando, hay muchos que piensan que aún somos demasiado jóvenes como equipo como para seriamente desafiar al equipo No. 48 (Johnson). Nos gusta de esta manera. La verdad es que somos un muy buen equipo de carreras que está preparado para llevar esta lucha hasta la última vuelta en el Homestead-Miami Speedway".

Aún cuando Johnson se llevó la victoria en el Martinsville Speedway el fin de semana pasado, logrando así una ventaja de dos puntos en el campeonato, el sexto puesto de Keselowski, su mejor resultado en ése, el circuito más corto utilizado por NASCAR, cuenta como una victoria moral. Él necesitará más de lo mismo este fin de semana en Texas, otro circuito difícil.

Si bien los speedways de 1,5 millas han sido algo positivo este año para el auto No. 2, el trazado de Fort Worth hasta ahora no le ha favorecido a Keselowski. Aún no ha logrado allí un resultado entre los primeros 10 en sus ocho visitas a Texas, y su 36º puesto en abril allí debido a problemas en el sistema de combustible se mantiene como su peor resultado de la temporada 2012.

El chasis que traerá a Texas el equipo Penske Racing para Keselowski fue llevado la anterior vez a un sexto puesto en New Hampshire. Johnson competirá con el auto que corrió por vez última en Charlotte el mes pasado, donde finalizó tercero.

Clint Bowyer, quien se ubica tercero en el campeonato, a 26 puntos del primero, tiene terreno por recuperar si es que se va a mantener como candidato a lo que sería su primer título de la Copa Sprint. Estará compitiendo a bordo de un auto de muy buen rendimiento en las dos próximas semanas, el auto que usará en Texas prevaleció en Charlotte en octubre, y su auto para Phoenix recibió la bandera a cuadros en Richmond en septiembre.

"Todo lo que puedo hacer es preocuparme por andar bien y colocarnos en posición como para ganar carreras cada semana", dijo Bowyer. "La mala suerte no es algo que yo realmente pueda desearle a los otros muchachos que están delante de mí. Sí, vamos a necesitar algo de ayuda de los otros muchachos como para mantenernos en la lucha . . . Aún luego de ganar en Charlotte estábamos a veintitantos puntos del primero y vamos a necesitar algo de ayuda para aproximarnos a estos muchachos".

Stenhouse sobre terreno firme en Nationwide

La victoria ha contribuido hacia las esperanzas de Ricky Stenhouse Jr de obtener un segundo campeonato consecutivo de la Serie Nationwide NASCAR, algo que aparentaba ir en reversa antes de su victoria de hace dos semanas en el Kansas Speedway.

Stenhouse, quien ha estado detrás del líder del campeonato Elliott Sadler durante cuatro carreras seguidas, vio como su déficit iba lentamente en aumento, desde cuatro puntos luego de Kentucky a nueve puntos luego de Dover a 13 puntos luego de Charlotte. Ahora, tras su victoria en Kansas y dirigiéndose a un circuito donde ganó en abril pasado, el actual campeón de la categoría espera que el impulso lo lleve en la dirección correcta. Stenhouse llega al Kansas Motor Speedway para las O'Reilly Auto Parts Challenge (7:30 p.m. ET, ESPN) con un déficit de seis puntos frente a Sadler. Si ganase ambos eventos esta temporada en este circuito de 1,5 millas en Fort Worth, él reforzaría su intento de convertirse en el primer campeón consecutivo de la categoría desde Martin Truex Jr. (2004-2005).

Su marcha la temporada pasada hacia la corona de Nationwide se hizo más sólida gracias a un tramo final sin errores, que incluyó un sexto puesto, un quinto puesto y un segundo puesto, superando así a Sadler en el campeonato. El total de victorias esta temporada (seis) es muy superior al de la temporada pasada (dos), pero Stenhouse sabe que la consistencia contribuirá al resultado final del campeonato este año.

"Creo que este año estamos con más chances de ganar carreras, y entonces a veces creo que dejo de tener en cuenta que hay un campeonato para ser ganado, y entonces salgo a ganar carreras", dijo Stenhouse. "Creo que el año pasado, de alguna manera debemos retrotraernos al año pasado y no cometer errores en las tres últimas carreras. Pero no creo que vaya a ser más fácil. Creo que en realidad es un poco más difícil obtener el segundo campeonato seguido. Pero creo que estamos bien como para enfrentar el desafío".

¿Más aire para respirar tiene Buescher en Camionetas?

Para una categoría del automovilismo tan competitiva como la Serie Camping World de Camionetas NASCAR, una ventaja de 21 puntos en el campeonato debe parecer como algo sustancial. Aún con esta clase de ventaja y un próximo circuito que le favorece, este fin de semana, James Buescher no da nada por hecho.

Buescher espera poder estirar su ventaja en el Texas Motor Speedway, cuando faltan tres carreras del calendario de camionetas, y donde se correrán las WinStar World Casino 350 (8 p.m. ET, SPEED). El piloto oriundo del Estado de la Estrella Solitaria tiene razones para sentirse optimista en lo que es su patio trasero, sus cuatro victorias son la mayor cantidad en la categoría, y las cuatro se han dado en circuitos de 1,5 millas de alta velocidad, muy parecidos a Texas.

Buescher estaba como para ganar la carrera más reciente de la categoría en Fort Worth, pero al hacer contacto con el auto de Ty Dillon en los tramos finales, allí terminaron sus posibilidades. Ahora Dillon y Buescher están luchando por un premio más grande, su primer campeonato en una categoría nacional de NASCAR, con solamente esos 21 puntos separando a ambos.

La preocupación más inmediata para Buescher, quien es oriundo de la cercana Plano, solamente 40 millas al este del circuito, es andar bien frente a su gente local.

"Definitivamente significaría mucho para mí poder ganar frente a mi gente", dijo Buescher. "Es un circuito al que he estado viniendo desde que abrió sus puertas, y significa mucho para mí. Es donde comencé a correr. He pasado mucho tiempo allá y toda mi familia y amigos estarán allí también".

Dillon tratará de reagruparse luego que un reventón de neumático y contacto con el muro el fin de semana pasado en el Martinsville Speedway le permitió a Buescher obtener la punta del campeonato. Timothy Peters, quien ha ganado dos carreras en circuitos cortos esta temporada, se mantiene tercero, a 25 puntos del líder.