Noticias


Johnson vence a Keselowski en Texas

noviembre 04, 2012, NASCAR Wire Service, NASCAR.com

Con su victoria en Texas, Jimmie Johnson alcanzá la marca de 60 triunfos en Copa Sprint.

El N°48 extendió a siete su ventaja en la Caza a dos carreras del final

FORT WORTH, Texas -- Dejando atrás a Brad Keselowski en un final de bandera verde-blanca-a cuadros en Texas Motor Speedway, Jimmie Johnson ganó el domingo por la noche la AAA Texas 500 y dio un paso importante en su búsqueda de un sexto campeonato en la Copa Sprint.

Johnson finalizó 0s808 por delante de Keselowski y estiró su ventaja en las posiciones de dos a siete puntos. Fue la quinta victoria de Johnson en la temporada, su segunda en Texas y la 60° de su trayectoria. Por segunda semana consecutiva, Johnson se impuso en una carrera de la Caza desde la pole.

Kyle Busch finalizó tercero, seguido por Matt Kenseth, Tony Stewart y Clint Bowyer. Keselowski había mantenido el liderazgo en dos reinicios previos --en una batalla lado a lado con el cinco veces campeón, pero Johnson logró imponerse en el que definió la carrera.

Lo duro que corrieron los principales pilotos de esta Caza dejó a Johnson con la sensación de que llevó el nivel de competencia entre ambos a otra altura.

"La manera en que corrimos está tarde, está noche, eso fue algo diferente", dijo Johnson. "Es la primera vez que realmente nos involucramos en ese nivel y que corremos así de fuerte.

"Debo decir que él hizo un muy buen trabajo llegando a límite, y ambos terminamos con los coches sanos. No nos vimos como unos locos en la pista, dejándoles un gran regalo al 5 (Kasey Kahne) y al 15 (Bowyer)".

De haber mantenido el liderazgo en las dos vueltas finales, Keselowski hubiera terminado como líder de la Caza por un punto.

Johnson, sin embargo, guardó su mejor reinicio para el momento definitorio en una carrera que contó con una vuelta extra de las 334 previstas.

"Sabía que no podría ejecutar cada reinicio, y Jimmie hizo un gran trabajo en el último", dijo Keselowski. "Tenía que elegir entre chocarlo y ganar la carrera, y no pareció correcto chocarlo.

"Corrí duro contra él y vamos a seguir poniéndolo a prueba. Sé que si seguimos corriendo de esta forma no seremos vencidos".

Después de que NASCAR sacara la sexta bandera amarilla de la carrera en la vuelta 274, por suciedad en la recta opuesta, Keselowski ingresó a los pits como líder, pero cayó ocho lugares.

Primero, Keselowski se deslizó al frenar en su cajón de pits. Para complicar aún más la situación, el Chevrolet N°10 de Danica Patrick, cuyo cajón se encontraba junto al de Keselowski, paró apenas comienza su box, bloqueando la salida de Keselowski.

Para el momento en que el equipo del N°2 empujó el auto azul para darle salida a Keselowski, ya había perdido las ocho posiciones, ya que fue superado por otros competidores que se encontraban en la vuelta del líder.

Keselowski pasó el siguiente periodo de 30 vueltas de bandera verde recuperando terreno. En el giro 307 superó a Matt Kenseth por la cuarta posición, con Johnson corriendo segundo detrás de Kyle Busch.

Tres vueltas más tarde, el accidente de Marcos Ambrose en la curva 2 causó la séptima amarilla y Keselowski recuperó el liderazgo al cambiar solamente dos neumáticos en su paso por pits. Busch regresó segundo, delante de Johnson, quien reinició tercero en la vuelta 316.

Keselowski se mantuvo adelante y se alejó de Busch en la recta opuesta, y permaneció en el primer puesto hasta la neutralización de la vuelta 321, motivada por un accidente que involucró a Kahne, Jeff Gordon y Greg Biffle en la curva 2. Kahne se llevó la peor parte del contacto, perdió una vuelta y vio cómo sus chances de campeonato se evaporaban definitivamente.

Keselowski y Johnson corrieron lado a lado y estando cerca de perder el control luego del reinicio del giro 327, con Keselowski sacando una buena diferencia hasta que un despiste de Mark Martin en la recta principal dos vueltas más tarde llevó la carrera al final de bandera verde-blanca-a cuadros.

Busch, quien tenía un lugar de primera fila desde su tercer puesto, se mostro impresionado con la intensidad de la pelea delante de él.

"Fue emocionante", dijo. "Esos muchachos, hombre, batallaron mucho y lo hicieron duro, dejando todo lo que tenían. Así es como debemos hacer. Si vas a ganar un campeonato en la Copa Sprint, eso es lo que tendrás que hacer".