Noticias


Harvick ejerce su dominio en Texas

noviembre 04, 2012, NASCAR Wire Service, NASCAR.com

El piloto lideró 127 vueltas, y empata el récord de Nationwide en ese circuito en cuanto a su quinta victoria allí

FORT WORTH, Texas -- Kevin Harvick tenía asegurado su lugar al comando del pelotón en las O'Reilly Auto Parts Challenge este sábado a la noche en el Texas Motor Speedway, pero hubo mucha acción detrás suyo.

Harvick, dominador en esta carrera de la Serie Nationwide a 200 vueltas, o 300 millas, ganó sin problema alguno, cruzando la meta 1.628 segundos delante de Ryan Blaney, de 18 años de edad, quien aprovechó al máximo una detención para el cambio de neumáticos en la Vuelta 178.

Kyle Busch largó desde la pole y finalizó tercero, seguido por Ricky Stenhouse Jr., quien así redujo a cero la ventaja de seis puntos con que contaba Elliott Sadler cuando comenzó la carrera. Stenhouse, el actual campeón de Nationwide, empata el primer lugar con Sadler en momentos en que restan dos carreras de la temporada, pero en caso de empate cuenta con mayor cantidad de victorias que su rival.

Ésta fue la segunda victoria de Harvick en la temporada y la 39ª de su trayectoria, la tercera cifra más alta. Harvick, quien lideró 127 vueltas, obtuvo así su quinta victoria de Nationwide en Texas, empatando dicha cifra con Busch en este circuito.

Harvick y Busch lucharon por la punta luego del último relanzamiento en la Vuelta 182. Busch cruzó la franja con la trompa de su auto delante del de Harvick al final de dicha vuelta, pero el Chevrolet No. 33 de Harvick superó al Toyota No. 54 entre las Curvas 1 y 2 en la Vuelta 183 y comenzó a distanciarse.

Sin embargo, la verdadera preocupación no era Busch sino los autos detrás de él y con neumáticos nuevos.

"No quería cometer un gran error y ceder mucho tiempo allí puesto que yo sabía que alguien en el pelotón iba a ser más rápido y estar ascendiendo en el pelotón", dijo Harvick. "Pero las cosas se dieron bastante bien, y todo salió bien".

Stenhouse, luchando con un auto que no doblaba bien, venía detrás de Sadler durante la mayor parte de la carrera, pero un relanzamiento en la Vuelta 160 trajo consigo un dramático cambio de fortuna para los dos pilotos que están luchando por el título.

Stenhouse recibió la bandera verde en el 14º puesto y comenzó un ascenso hacia las primeras posiciones. En la Vuelta 175, superó a Logano y se ubicó cuarto. El gran giro se dio luego que Joe Nemechek rozara el muro en la Curva 4 durante la Vuelta 177, causando la quinta y última neutralización de la carrera.

Stenhouse y Sadler permanecieron en pista mientras muchos detrás de ellos, incluyendo a Blaney, entraron a la calle de boxes para cambiar neumáticos. Stenhouse pudo mantener el cuarto puesto luego del relanzamiento de la Vuelta 182, pero Sadler, que relanzó en el sexto puesto, perdió terreno frente a otros pilotos con caucho fresco y cayó al 11º puesto.

"Cuando comenzó la neutralización, pudimos introducir algunos cambios", dijo Stenhouse, cuyo equipo introdujo grandes cambios en cuanto a la barra de avance, la presión de los neumáticos y la distribución de pesos, para tratar de hacer más rígido el Ford No. 6. "Simplemente aprovechamos esa anteúltima neutralización cuando faltaban 40 vueltas y conseguimos nuestra posición en pista".

"Fue una gran noche para nosotros, pero definitivamente decepcionante, queríamos ganar".

Denny Hamlin llegó quinto, con Austin Dillon, Sam Hornish Jr., Justin Allgaier, Kevin Swindell y Joey Logano completando los primeros 10. Swindell estaba largando su primera carrera de Nationwide en la temporada.

Busch felicitó a Blaney tras la carrera y mucho alabó al talentoso adolescente. Este segundo puesto de Blaney fue lo mejor de su trayectoria luego de 12 carreras de Nationwide en la temporada.

"Él realmente está demostrando lo que puede hacer", djo Busch. "Ha hecho un buen trabajo al lograrlo, y al pilotear limpiamente mientras lo hacía". Tiene mucho respeto por todos en la pista, y además sabe finalizar entre los primeros dos, tres, cuatro, cinco semana a semana, y lo hace sin darle mucha importancia al asunto.

"Simplemente lo felicité y le dije que había cumplido una gran tarea".