Noticias


Keselowski busca agresivamente su primer título

noviembre 05, 2012, Joe Menzer, NASCAR.com

El equipo N° 2 ha demostrado voluntad para tomar sus chances y alcanzar a Johnson

Gane o pierda este campeonato de la Copa Sprint, hay que dárselo a Brad Keselowski. Va en busca de él de manera absolutamente correcta.

Keselowski, quien finalizó segundo detrás del ganador de la carrera y líder de la Caza por la Copa Sprint Jimmie Johnson en las AAA 500 del domingo en el Texas Motor Speedway, obviamente no tiene intenciones de irse sin dar pelea. Pero mientras que eso es impresionante en sí mismo, no es la única razón por la que Keselowski está llamando la atención y ganándose respeto durante lo que se ha transformado en una épica batalla entre dos por el título entre él y Johnson, que nos recuerda a la titánica pelea del año pasado entre Carl Edwards y el eventual campeón Tony Stewart.

"Estoy disfrutando esto. Mi sueño es correr por un campeonato de la Copa Sprint. Correr por un campeonato es el sueño de cualquier corredor que esté en este nivel."

--BRAD KESELOWSKI

El equipo del Dodge N° 2 de Keselowski y el jefe de equipo Paul Wolfe una y otra vez ha demostrado ser el grupo más dispuesto a tomar sus chances en esta temporada. Y una vez que se toma una decisión, Keselowski como piloto está obstinadamente determinado a sacar lo mejor de ella y no mirar atrás. No hay arrepentimientos en este muchacho, sin importar cómo puedan haber salido las cosas si hizo algo diferente -- a menos que sean revisadas de forma táctica como para poder aplicarla constructivamente en el futuro.

Vean, es así con Keselowski. Él siempre está aprendiendo. Mientras que podría presentarse como descarado y arrogante -- característica que los más grandes corredores de NASCAR siempre han tenido, cabe destacar -- él no es arrogante hasta el punto de pensar erróneamente que lo sabe todo. Está deseoso de experimentar y probar cosas nuevas, incluso durante el transcurso de una carrera -- como lo hizo cuando desautorizó a Wolfe y pidió dos neumáticos durante una tardía parada de pit en el evento del domingo.

¿Era la decisión correcta? ¿Le costó la carrera?

Ni siquiera Keselowski estaba seguro a posteriori. Pero estaba creído de que tomar la decisión -- cuando todos los demás que entraron al pit road tomaron la decisión más conservadora de poner cuatro gomas -- era una apuesta que valía la pena en ese momento. Eso lo puso en el primer lugar, y estuvo cerca de desacreditar a todas las posibilidades de mantenerse allí.

Respeto absoluto

Fue el tipo de decisión valiente que se necesitará para ganar un campeonato, o quizás un puñado de ellos. El hecho es que ahora Keselowski no está en una gran posición para ganar uno. Está a siete puntos de Jimmie Johnson, el cinco-veces campeón, y sólo restan dos carreras.

Johnson sabe lo que tiene que hacer, y eso significa que será difícil derrotarlo. Todo lo que Johnson tiene que hacer es mantener a su Chevrolet N° 48 alejado de problemas mayores y cerca del Dodge N° 2 de Keselowski en las próximas dos carreras, y un sexto campeonato será suyo. Cuando el Cinco Veces está en este tipo de posición en una parte tan definitoria del juego, será difícil ganarle.

Pero eso pondrá en uso la otra cosa sobre Keselowski que debe gustarles. Él nunca se rendirá, y se divertirá mientras persigue a Johnson y a su propia rebanada de historia automovilística.

"Estoy disfrutando esto", les dijo Keselowski a los periodistas después de alcanzar y tocar a Johnson en el último intento en vano de mantenerse en la cima con neumáticos derechos más gastados en las vueltas finales de Texas. "Mi sueño es correr por un campeonato de la Copa Sprint. Correr por un campeonato es el sueño de cualquier corredor que esté en este nivel. Es muy divertido hacerlo".

Keselowski incluso tuvo la clase de visitar el Círculo de la Victoria y felicitar a Johnson por un trabajo bien hecho después de su duelo hacia el final el domingo. Él puede respetar una buena pelea, y como resultado se está ganando respeto como competidor en un garaje en el que alguna vez fue despreciado por muchos de sus pares pilotos.

"Ciertamente me hubiera gustado ganar [el domingo], pero siento que estamos haciendo una buena pelea y estamos haciendo algunas cosas geniales como equipo, de las que estoy realmente orgulloso", dijo Keselowski. "Obviamente, esto no será fácil. Pero cualquier cosa que valga la pena hacer en la vida no debería ser fácil, y yo aprecio los esfuerzos de la gente que me rodea para hacer que esto pase. Aprecio el hecho de que sea dificultoso, porque eso saca lo mejor de todos. Como grupo, siento que hemos sacado lo mejor de nosotros, y estoy verdaderamente orgulloso de todos por eso".

Circunstancias locas

Mucho se ha dicho del hecho de que Keselowski está compitiendo contra Johnson en un auto Dodge que será deshecho al cierre de la temporada, ya que Penske Racing hará su transición a un nuevo fabricante: Ford. Una vez más, no hay demasiado que puedas hacer contra eso.

Aun así, Keselowski ha manejado las preguntas aparentemente infinitas sobre pelear por el título con un fabricante no favorito con habilidad y clase, bordeando el límite de ofender a alguien y de alguna manera dejando totalmente satisfechos tanto a su actual fabricante como al que esté esperando, todo bajo unas circunstancias altamente inusuales. Eso sin dudas no ha sido fácil de realizar.

Sin embargo, al comienzo y al final de cada día, no son las acciones de Keselowski fuera de la pista las que lo definen. Es lo que hace como corredor de corazón duro dentro de ella -- e incluso si perdió contra Johnson el domingo en Texas, quizás nunca ha estado mejor.

Hizo que Johnson se gane la victoria, y como lo dijo Keselowski más tarde, hará todo lo que tenga a disposición en los dos próximos fines de semana en Phoenix y Homestead para mantener al equipo 48 "honesto". Keselowski podría tropezar en Phoenix, pero no cuenten con eso. Johnson sin dudas no lo hace.

Keselowski prometió mantener la presión. También señaló que quizás algunos quiebres han ido más para el lado de Johnson últimamente.

"Tengo confianza en que podemos ejecutar a alto nivel", dijo Keselowski. "Por la forma en la que se dieron las cosas en las pasadas tres semanas, nosotros no hemos tenido malos quiebres o buenos quiebres, y él ha tenido algunos realmente buenos -- tengo confianza en que eso se revertirá. Y cuando pase, convertiremos en triunfos estos segundos, o décimas o lo que sea que hayan sido en las pasadas semanas. Siento que está a punto de suceder en las dos semanas siguientes, y tenemos que trabajar en equipo para sacarle rédito. También siento que por la forma en la que están los puntos ahora, nosotros seguimos controlando nuestro propio destino -- o sea, si ganamos la carrera, estamos punteros. Así que eso es casi todo lo que puedes pedir".

Es la decisión correcta, y deja a todos siguiendo este duelo por el campeonato con la misma sensación marcada. No importa qué pase en los dos próximos fines de semana, esta no será la última vez que Brad Keselowski esté en una posición similar para quizás poder determinar un título.

Las opiniones expresadas son exclusivas del autor.