Noticias


Earnhardt Jr. da otro paso hacia delante en Texas

noviembre 05, 2012, David Caraviello, NASCAR.com

FORT WORTH, Texas -- Su séptimo puesto es lo mejor que ha logrado desde restablecerse de su conmoción cerebral

Dale Earnhardt Jr. no ganó este domingo en el Texas Motor Speedway, pero una sólida carrera le permitió dejar atrás las dos conmociones cerebrales que obligaron al piloto más popular de NASCAR a ausentarse de un par de carreras de la Caza.

En Texas, Earnhardt nuevamente se pareció al piloto que anduvo cerca de la punta del campeonato de la temporada regular correspondiente a la Copa Sprint. Algunos cambios mejoraron su auto de carrera, veloces detenciones en boxes le ayudaron a ganar posiciones, y Earnhardt pudo arribar en el séptimo puesto, que podría haber sido aún mejor si él no hubiera quedado atascado en la cuerda externa durante una serie de relanzamientos hacia el final de la carrera.

"Me siento muy bien físicamente", dijo él. "Me sentí realmente enfocado a bordo del auto durante toda la noche. Quiero correr muy rápido y ganar un par de carreras si podemos al final de este año, pero también quiero finalizar bien por mí mismo y no tener dudas ni signos de interrogación durante el receso de temporada, y siento como que esto fue un gran paso en tal dirección".

Ciertamente fue una mejora respecto a Martinsville, la primera carrera de Earnhardt luego de una ausencia de dos carreras para eliminar los efectos de un par de conmociones cerebrales que sufrió con una diferencia de seis semanas. Aunque veloz en las prácticas del circuito de Virginia, Earnhardt finalizó 21º tras verse involucrado en un accidente que originó la última neutralización de la carrera.

Texas, al contrario, marcó una gran mejora. "Creo que significó mucho", dijo Steve Letarte, su jefe de mecánicos. "La semana pasada de alguna manera se nos cruzaron los cables. No acerté del todo con la estrategia de boxes. Probablemente podríamos haber sido un poco más conservadores y estar entre los primeros cinco o seis. Pero venir aquí y tener un auto que legítimamente podía relanzar entre los primeros cinco en los tramos finales y tener la posibilidad de ganar, eso fue grandioso".

Earnhardt partió en el 19º lugar y tuvo dificultades para recuperar terreno durante la primera mitad de carrera, a bordo de un auto que no reaccionó tal como había esperado el equipo del No. 88. Algunos cambios ayudaron al vehículo, pero lo importante se produjo en la calle de boxes, donde Earnhardt ganó varias posiciones durante las últimas dos detenciones, ascendiéndolo al quinto puesto en momentos en que el evento entraba en su tramo final.

Para Earnhardt, cuyo equipo ha tenido problemas en la calle de boxes en años recientes, fue la continuación de lo que ha sido un esfuerzo sólido durante toda la temporada. "Es una buena sensación. Puedes depender de esos muchachos cada vez que entras en la calle de boxes", dijo él. "Han hecho un tremendo trabajo todo el año. Trabajamos con ellos durante el receso de temporada, y mejoraron un poco, y se han mostrado sólidos todo el año sin lugar a dudas".

El auto No. 88 recuperó esas posiciones en la calle de boxes sin utilizar una estrategia referida a neumáticos, según dijo Letarte. "Nuestra estrategia consistía en colocar cuatro neumáticos más rápidos que los otros, e hicimos un buen trabajo en eso", dijo él. "Colocamos cuatro en toda la carrera. El equipo de boxes, ellos se han mostrado sólidos todo el año, así que fue bueno verlos brillar (este domingo a la noche)".

Lo mismo podía decirse respecto del piloto, quien parecía estar en posición como para quizás robarse la victoria si la carrera se hubiera definido en base al consumo de combustible. Sin embargo, intervinieron algunas neutralizaciones permitiendo a los contendientes al campeonato Jimmie Johnsont Brad Keselowskia a luchar entre ellos por la victoria, aunque no antes de embestirse mutuamente unas veces previo a que Johnson superase a Keselowski al final.

"Yo estaba pensando que podía tener una chance de ganar si ellos seguían de esa manera", dijo Earnhardt. De todas maneras, parecía contento con terminar séptimo.

"Simplemente muy feliz con la manera en que pudimos recuperarnos", dijo él. "(Me hubiera) gustado estar entre los primeros cinco, quizás un poco más cerca de la punta. Pero definitivamente anduvimos un poco mejor, tal como teníamos que hacerlo".