Noticias


Keselowski y Wolfe pueden llegar ser el próximo dúo con poder

noviembre 26, 2012, Joe Menzer, NASCAR.com

Menos de dos horas después que Brad Keselowski había logrado el campeonato 2012 de la Copa Sprint para el equipo del Dodge No. 2 de Roger Penske Racing, Keselowski se volvió nostálgico y además pensó en el futuro.

Fue una mirada hacia su jefe de mecánicos Paul Wolfe lo que actuó como disparador de este proceso de pensamiento dual.

"Estamos dos para tres, Paul. ¿Qué es eso, un promedio de 0,666? No quiero redondear en eso, pero es bastante bueno."

--BRAD KESELOWSKI

"No puedo creer la manera en que todo se ha dado los últimos, ¿qué han sido, tres años? ¿Hace tres años que trabajamos juntos?", ponderó Keselowski. "Tres años que Paul hemos trabajado juntos. Estamos dos para tres, Paul. Yo estaba pensando en eso. ¿Qué es eso, un promedio de 0,666? No quiero redondear en eso, pero es bastante bueno.

"¿Y saben qué? Siento que lo mejor aún está por venir. Realmente".

Eso es como una patada en los pantalones para el resto de los garajes en la Copa Sprint. Keselowski y Wolfe bien podrían convertirse en el próximo dúo con poder, como JimmieJohnson-Chad Knaus en NASCAR.

Keselowski solamente tiene 28 años de edad, Wolfe 35. Comenzaron a trabajar juntos en 2010 en la Serie Nationwide, cuando Wolfe encaminó a Keselowski hacia seis victorias, cinco poles y un récord de 26 resultados entre los primeros cinco, en 35 carreras. Eso fue suficientemente como para darle al venerado Roger Penske su primer campeonato en NASCAR tras su larga trayectoria como dueño de equipo, pero a ellos los entusiasmó y encaminó las cosas hacia algo mucho mayor y que se dio este año en el panorama de la Copa.

En 2011, su primer año entero juntos en la principal categoría de NASCAR, Wolfe ayudó a Keselowski a llegar quinto en el campeonato. Ganaron tres carreras y obtuvieron una pole camino a eso.

Luego llegó esta temporada mágica. Keselowski selló el campeonato con un respetable y eficiente 15º puesto en el final de la temporada en el Homestead-Miami Speedway. Realmente lo obtuvo con anterioridad en la Caza por la Copa Sprint consistente en 10 carreras, cuando llegó al Círculo de la Victoria en Chicago y en Dover, luego siguió con un segundo puesto en Texas y un sexto puesto en Phoenix, mientras que Jimmie Johnson, el único otro contendiente restante, se enfrentó con un desastre.

Pensando de manera similar

Keselowski completó la temporada con cinco victorias en total, pero fue su 15º puesto en Homestead lo más expresivo respecto de su relación cercana con Wolfe.

Johnson ya había tenido problemas en los boxes, y luego un problema mecánico prácticamente aseguró que el título fuese de Keselowski, si el Blue Deuce completaba la carrera. Pero eso no iba a ser suficiente para Keselowski, ni para Wolfe.

El Dodge No. 2 marchaba en el 16º puesto a medida que transcurrían las vueltas, cuando Keselowski comentó por radio y le insistió a Wolfe que ellos necesitaban "un puesto más". Wolfe supo exactamente en qué estaba pensando Keselowski, pues él estaba pensando en lo mismo. Habían llegado a esta carrera sabiendo que con tal que terminasen en el 15º puesto o mejor, ellos ganarían el campeonato sin importar lo que hiciera Johnson.

De manera que querían finalizar 15º o mejor, si bien eso ya no era un requerimiento para asegurarse el título.

"Es extraño, pero cuando nos detuvimos en boxes y Brad habló por la radio y preguntó en qué puesto estábamos, les dije a mis ingenieros encima del box, '¿Saben en lo que está pensando él? Él está pensando que quiere finalizar 15º pues en ese momento no importaba lo que sucedía con el 48 (de Johnson)' ", dijo Wolfe. "Eso demuestra la dedicación y lo que esto significa para él. Evidente que no fue hasta unas vueltas después que él habló por la radio y dijo eso.

"Simplemente, pensamos de manera muy parecida, y yo sabía que eso era lo que él estaría pensando en ese momento".

Las grandes mentes, según se dice, piensan de manera similar.

Volcándose hacia la historia

El equipo del Chevrolet No. 48 compuesto por Johnson y su jefe de mecánicos Knaus sigue siendo el punto de referencia para Keselowski y Wolfe. Johnson y Knaus han obtenido cinco títulos consecutivos entre 2006 y 2010, y lo más probable es que no se alejen de la categoría en el futuro cercano.

"El hecho de poder luchar contra el 48 de la manera en que lo hicimos, y que ambos ganamos carreras en la Caza, fue especial", dijo Wolfe. "Ambos tuvimos carreras en las que no anduvimos bien, pero creo que cuando uno se fija en lo que ellos han podido lograr a través de los últimos, 10 años o lo que sean, ellos definitivamente son los mejores en esto. Creo que esto lo hace más especial para mí, el saber que nos enfrentamos cara a cara con ellos hasta la última carrera".

Y ahora, aunque sea por este breve receso de temporada, Keselowski y Wolfe pueden decir que son los mejores. Ambos han dicho en el pasado que lo que primero los acercó el uno al otro, bueno, además del hecho que Wolfe estaba sin trabajo en esa época luego de haber rechazado al insolente piloto, era que ambos sentían que el otro contaba con un historial de saber extraer más de sus autos de carrera que virtualmente cualquier otro en NASCAR.

"Cuando Brad y yo nos reunimos por primera vez, parte de la razón por la que yo estaba entusiasmado por trabajar con Brad era porque yo lo había visto ganar carreras en autos que yo pensaba no eran tan buenos como quizás los autos que yo estaba presentando en esa época", dijo Wolfe. "Como jefe de mecánicos o como equipo, esto es lo que uno siempre busca. Uno busca un piloto que uno sabe que puede ganar carreras cuando quizás no cuenta con el mejor auto en la pista.

"Soy la clase de persona que trata de vivir un día a la vez y trata de ser mejor cada día en lo que hago. Nunca lo pensé desde el punto de vista de 'quiero salir a ganar un campeonato con él'. Era más como que, 'Quiero salir a ganar carreras y seguir creciendo como equipo'. Hemos hecho esto cada semana y cada año, y ahora hemos sido recompensados con un campeonato de la Copa".

No es probable que sea el último que obtengan de manera conjunta.

Las opiniones expresadas son exclusivamente del autor