Noticias


Keselowski no quiere ser solamente un piloto

noviembre 28, 2012, David Caraviello, NASCAR.com

LAS VEGAS -- Puede que el reinado de Brad Keselowski en la cúspide de la principal categoría de NASCAR haya solamente comenzado hace unas semanas, pero resulta claro que el nuevo campeón de la Copa Sprint no se siente satisfecho con solamente ser un piloto.

El piloto de 28 años de edad posee un nivel de autoridad dentro de la organización Penske Racing, tal lo evidenciado al proponer a Joey Logano como su nuevo compañero de equipo, algo que se convertirá en realidad a partir de la temporada 2013. Pero Keselowski además espera algún día ejercer su influencia dentro de NASCAR mismo, aunque él no necesariamente cree que eso implique seguir los pasos de Roger Penske y presentar autos en la Copa Sprint.

"Quiero ser un líder en el automovilismo, y quiero mejorar este deporte mañana con respecto a lo que fue hoy."

--BRAD KESELOWSKI

"No sé si algún día quiero ser un dueño de equipo. Eso parece como que es muy difícil. Pero quiero ser un líder en el automovilismo. Y creo que se puede un líder en el automovilismo sin ser un dueño de equipo", dijo Keselowski este martes durante el Motorsports Marketing Forum 2012, que coincide con las actividades correspondientes al NASCAR Champions Week, en Las Vegas.

"Uno observa algunas de las cosas que suceden con la TV, los asociados en las transmisiones y demás, los diferentes voceros allá arriba. Y luego también observo algunos de los miembros de los equipos que han regresado para trabajar para NASCAR, está (el vicepresidente de competición) Robin Pemberton como ejemplo. Creo que lo principal que yo podría decir es, quiero ser un líder en el automovilismo, y quiero mejorar este deporte mañana con respecto a lo que fue hoy. Ésa es de alguna manera mi forma de operar. Sea donde exista esa oportunidad, yo colaboraré".

Fuertes palabras para alguien cuyo primer título en la principal categoría fue obtenido apenas el 18 de noviembre pasado. Pero Keselowski siempre se ha fijado en más de lo que meramente está frente a él en la pista, ya sea interactuando con los fans por las redes sociales, siendo propietario de un equipo en la Serie Camping World de Camionetas o trayendo consigo sugerencias a Penske, quien tiene 75 años de edad y quien ha estado presentando vehículos en las carreras de NASCAR desde 1972, pero que no había logrado aún un campeonato de la Copa hasta que Keselowski le entregó uno esta temporada. Penske le da mérito a las recomendaciones de Keselowski, que ayudaron al equipo a dar un gran paso, si bien los dos no siempre estuvieron de acuerdo.

En particular, al principio, cuando Keselowski estaba por primera vez negociando con Penske, y el piloto que antes había corrido para JR Motorsports quería competir en la Serie Nationwide además de en la Copa Sprint. Penske dijo que no, y el dúo que obtuvo el título de este año casi nunca se materializó. "Terminamos con las discusiones", dijo el piloto. Pero Keselowski y Penske compartían una agencia que estaba armando un paquete en Nationwide para el patrocinador Discount Tire, y la compañía quería a Keselowski detrás del volante. Juntos él y Penske obtuvieron la corona 2010 de Nationwide, y luego el premio mayor esta temporada.

"Si ellos no hubieran hecho eso, yo no iba a Penske Racing", dijo Keselowski, "y en donde estaría hoy en día, no lo sé".

Ahora él está en una situación donde resulta claro que su dueño de equipo escucha lo que él tiene que decir. Cuando AJ Allmendinger fue dejado libre y Penske tenía una butaca libre para 2013, fue Keselowski quien dirigió al equipo en dirección a Logano. Fue Keselowski quien le sugirió al equipo que renovara su centro de entrenamiento físico. Incluso durante su achispado festejo tras haber logrado el título en el Homestead-Miami Speedway, le prometió a Penske que ya tenía una lista de potenciales mejoras.

Para Keselowski, no es simplemente tener una presencia firme, sino que también es un aspecto importante en cuanto a mantenerse delante de los rivales. "Creo que siendo quien está en la pista logrando cosas como piloto, uno está, para decirlo de alguna manera, en la cancha", dijo él. "Uno tiene una visión por lo que se logra que es justificado o recalibrado en lo que en realidad es una base diaria. Ese buen juicio o sabiduría que uno va obteniendo, si uno puede convertirlo en un liderazgo de verdad, uno entonces cuenta con una significante ventaja sobre aquellos que están a los costados. De manera que quiero utilizar eso como un corroborante, y a mí, eso me ha funcionado bien".

Levantando el trofeo


Brad Keselowski y Paul Wolfe forman el único conjunto piloto-jefe de mecánicos que ha obtenido títulos tanto en la Copa como en la Serie Nationwide.

Keselowski sostuvo que las discusiones entre él y Penske son básicamente en cuanto al personal del equipo. "Éste es un deporte de personas", dijo él. "Uno tiene que contar con recursos, uno tiene que contar con gente, ellos son el recurso No. 1 con que uno cuenta, y uno tiene que contar con el patrocinio. Si uno le dedica a eso el suficiente tiempo y el suficiente talento, uno sabe que tendrá éxito. Y creo que es donde estamos nosotros ahora. Ahora bien, es obvio que las cosas se nos dieron un poco más anticipadamente de lo que hubiéramos pensado, pero ésa es la receta del éxito. Sabemos que si mantenemos eso, tendremos éxito a largo plazo. Quizás no todos los años, pero a largo plazo uno tendrá mayor cantidad de años buenos que años malos".

Keselowski también ejerce una considerable influencia a través de sus seguidores en las redes sociales, algo que tomó vuelo luego que él sacara una foto, mientras piloteaba su auto, del vehículo secador de pista que interrumpió las 500 Millas de Daytona. En el horizonte inmediato, él ve dos cosas que son capaces de darle otra forma a NASCAR, la introducción de los autos 2013 para la Copa Sprint, los cuales incluirán aspectos físicos que los asemejan más a sus respectivos modelos de calle, y un servicio de datos en los circuitos para apoyar mejor a al aspecto de la prensa social, que él cree es algo integral en lo referente a lo que viven los fans durante un evento.

"Presencié el partido de los Lions durante la Acción de Gracias, soy un fan de los Detroit Lions, y mi teléfono quedó mudo tras 20 minutos. No podía emitir un texto o un tweet", dijo Keselowski, quien cuenta con 342.000 seguidores en Twitter. "Puedo decirles que para mi generación, eso es lo principal de presenciar un evento. Tengo un amigo del otro lado del estadio, (texto) '¿Cómo fue esa jugada?' Aprieto enviar y no sale el mensaje. Eso tira por la borda a lo que se vive durante el evento. De manera que nuestra habilidad para adaptar el modelo de NASCAR a esas dos cosas va a ser muy importante para nuestro futuro".

Importante para Keselowski mismo es alinearse con las compañías que entienden quien es él, algo que ha logrado con Miller Lite, patrocinador principal de su auto No. 2. Ese vínculo le permite la libertad de expresarse firmemente en cuanto a las revanchas observadas en pista en Phoenix, o festejar su título con afición una semana después en Homestead, incluso con un vaso tipo pilsner de gran tamaño en una mano.

"Creo que la cosa más importante para mí es estar asociado con marcas que están cómodas con que yo sea yo mismo", dijo él. "Sé que eso suena como algo muy simple. Pero también es muy importante para mí. No quiero tener que contestar por teléfono un tema referido a, oye, tú no tendrías que haber hablado de eso. No quiero eso. ¿Y saben qué? Quizás me pierda algunas oportunidades de negocios en el medio, pero estoy mucho más feliz como persona y mucho mejor con los fans cuando sencillamente soy yo mismo".