Noticias


El 2012 trae grandes cambios para Harvick

diciembre 10, 2012, Seth Livingstone, Special to NASCAR.COM , NASCAR.com

Repaso del año: el nacimiento del hijo y el anuncio de cambio de equipo definen la temporada

Kevin Harvick podría estar excusado si su foco no estuvo completamente en el premio en 2012.

Parece que siempre estuvo en el futuro.

"Sé que todos estos chicos quieren ganar. Sé que Richard quiere ganar, sin importar qué pase en 2014."

--KEVIN HARVICK

Al comienzo de la temporada, la mente de Harvick estaba puesta en el embarazo de su esposa, DeLana, y en su primer hijo Keelan, quien nació en julio. Al final de la temporada, su mente estuvo indudablemente en su decisión de unirse a Stewart-Haas Racing en la temporada 2014.

Seguramente sea una situación poco elegante la que tenga que ver con 2013. Harvick se irá de Richard Childress, el propietario que lo eligió a dedo para reemplazar a Dale Earnhardt en 2001 y el socio de negocios que absorbió Kevin Harvick Inc. antes de la temporada 2012.

El mejor momento automovilístico de Harvick llegó en el penúltimo fin de semana de la temporada, cuando ganó las AdvoCare 500 en el Phoenix International Raceway. Su única victoria del año en la Copa Sprint -- la 19° de su trayectoria -- llegó dos días antes de que Tony Stewart lanzara la noticia de que Harvick manejaría para su equipo en 2014.

Para entonces, las esperanzas de Harvick en la Caza habían terminado hacía mucho. Su victoria le dio fin a una sequía de 44 carreras sin ganar y lo ayudó a rescatar un octavo lugar final en la Caza, marcando la octava temporada en que termina dentro del top 10 de las posiciones.

"Pasamos por muchos altibajos, pero mis muchachos del equipo 29 batallaron toda la temporada", dijo Harvick, quien no ha tenido más que palabras de agradecimiento al hablar de su larga relación e inminente salida de Childress. Aunque Harvick aún tiene toda una temporada completa por correr con RCR, no puede evitar ver lo que hay escrito en la pared. Childress claramente está entrenando a sus nietos Austin y Ty Dillon para un éxito a largo plazo detrás de los volantes de sus autos de la Copa.

"A pesar de lo que pase en el lado de los negocios, Richard Childress y yo siempre seremos amigos", dijo Harvick en el podio de la victoria en Phoenix. "Podemos estar de acuerdo o no, pero aún nos queda mucho por correr, y les debemos a nuestros sponsors y a nuestra compañía el salir y hacer exactamente lo que hicimos.

"Ha habido problemas en el año. Ha sido un fin de semana, por lo menos, interesante. Pero sé que todos estos chicos quieren ganar. Sé que Richard quiere ganar, sin importar qué pase en 2014".

Childress dijo que esperaba que 2013 sea un camino pedregoso del lado del propietario, esencialmente con un piloto que se irá a bordo de su auto estandarte. Se cree que los sponsors Budweiser y Jimmy Johns seguirán a Harvick hasta SHR en 2014.

"La gente no comprará muchos suvenires del 29, sin dudas", le dijo Childress a ESPN durante la semana de celebración del campeonato de NASCAR en Las Vegas. "Será un año difícil. Pero ahí está. Tenemos que vivir con eso y avanzar. No fue el mejor momento para anunciarlo, pero saldremos a correr".

Desde la perspectiva del piloto, Harvick cree que puede compartimentar su trabajo detrás del volante y concentrarse en ganar en 2013, como quedó evidenciado en su performance en Phoenix.

"Puede haber distracciones -- puede pasar cualquier cosa dentro o fuera de la pista", dijo. "Pero cuando te metes en ese garaje, todos hacen su trabajo. Yo me meto en el auto, [Childress] está en la cima del tráiler. Al final, sólo somos corredores. Sin embargo, cuando realmente nos concentramos en lo nuestro, todos hacemos nuestros trabajos. No queremos salir a avergonzarnos y no correr bien. Queremos estar ... en el Círculo de la Victoria, haciendo todas las cosas que nos hacen felices".

Harvick, que cumplirá 37 años el 8 de diciembre, finalizó la temporada con tres top 10 consecutivos, quizás beneficiándose de la cita de octubre de RCR con el Dr. Eric Warren como director de competición. Pero el rally de cierre de temporada de Harvick no pudo tapar el hecho de que no pudo alcanzar el top 10 en ninguna de las primeras siete carreras de la Caza.

Childress le dio crédito al equipo de Harvick, liderado por el jefe de equipo Gil Martin, por no abandonarlo. Martin reemplazó a Shane Wilson en la cima del pit box en agosto, pero no puedo evitar las dificultades de Harvick en la clasificación. Harvick largó desde el top 10 en seis de las primeras nueve carreras de la temporada, pero nunca mejor que 10° en las últimas 19.

"Ya saben, todos han trabajado duro todo el año", dijo Childress. "No hay dudas de que nos quedamos un poquito atrás en algunos de esos cambios y en las cosas que [los equipos] estábamos haciendo. Eso nos dejó atrás, y no logramos tener el año que queríamos. Pero terminar con una victoria fue genial, y no podría estar más orgulloso de todo este equipo".

Aun así, el momento de coronación para Harvick en 2012 fue afuera de la pista. Dice que nada lo pone más orgulloso y feliz que la experiencia del nacimiento de su hijo.

"Nada puede ser mejor que el hecho de ver y formar parte del nacimiento de mi hijo Keelan", dijo. "Definitivamente es lo más gratificante. Es el mejor momento que llegué a experimentar en toda mi vida".