Noticias


Hamlin sigue esperando su oportunidad

diciembre 12, 2012, Mark Aumann, NASCAR.com



Hamlin sigue esperando su oportunidad
Después de un decepcionante 2010, una falla electrónica acaba con otro posible título

¿El mayor problema de esquivar balas? En algún momento, la bala encontrará su objetivo. Y eso es exactamente lo que le pasó a Denny Hamlin en el Martinsville Speedway.

Un control interruptor maestro se rompió, arruinando la parte electrónica del Toyota de Hamlin -- luego de haber atravesado dos veces todo el pelotón en la pista más pequeña y ajustada de NASCAR tras un par de infracciones por exceso de velocidad en el pit-road -- y rompió cualquier chance que tuviera Hamlin de borrar los amargos recuerdos de su campaña de casi campeón en 2010.

Hamlin llegó a Martinsville en el tercer lugar, 20 puntos detrás de Brad Keselowski y esperando mantener el ritmo en la Caza. Así que el hecho de que pase eso en una pista en la que Hamlin había ganado cuatro veces -- y en la que no llegaba peor que 12° desde 2006 -- fue dificultoso, particularmente porque parecía que el auto de Hamlin era el mejor del pelotón.

"Cuando pasan estas cosas, sólo tienes que absorberlo y seguir adelante."

--DENNY HAMLIN

Denny Hamlin

Estadísticas 2012
VictoriasPrimeras 26Ultimas 10
Top 5 11 3
Top 10 13 4
Poles 2 1
Abandonos 4 0
Vtas. lideradas 899 327
Prom. largada 11.0 14.3
Prom. llegada12.613.3

Hamlin resumió todo eso en sus comentarios post carrera aquel día.

"Terminó siendo una decepción, pero nos sobrepusimos a las penalizaciones del pit-road y cosas como esas teniendo un gran auto", dijo. "Cuando pasan estas cosas, sólo tienes que absorberlo y seguir adelante. No había nada que pudiera hacer. Entonces, alguno de estos días será nuestra oportunidad, pero no será ahora".

Hamlin y todo el equipo Joe Gibbs Racing se notaron particularmente afectados por las fallas mecánicas todo el año, pero Martinsville demostró ser la falla más costosa de toda la temporada. Y es algo que Hamlin cree que necesita ser direccionado durante la post temporada.

"Tenemos que tener un plan", dijo Hamlin. "Trataremos de descubrir hacia dónde enviaremos este programa de Joe Gibbs Racing.

"Obviamente, pienso que a la cabeza de todo está la fiabilidad, ya sea en diferentes procesos de inspección que tendremos que atravesar, contratando a gente diferente sólo para la Caza -- para chequear los autos -- o en lo que sea que se necesite para asegurarnos de que nuestros autos sean a prueba de balas a partir de ahora. Esa es una prioridad".

Cuando no estaba en el garaje, Hamlin era una fuerza con la que había que vérselas. Lideró 57 vueltas y finalizó cuarto en las Daytona 500, y luego le dio continuidad a eso con una victoria en Phoenix. Ganó la pole en Fontana y la carrera en Kansas, después sumó dos segundos puestos seguidos en Darlington y Charlotte.

Ganó en Bristol y Atlanta y tranquilamente podría haber llegado a tres en fila en Richmond si no hubiera sido por un retraso por lluvia que arruinó su estrategia de pit.

"Es frustrante porque te fijas en nuestros resultados, y se balancearon entre buenos y malos todas las semanas", dijo Hamlin después de la carrera de otoño en Kansas. "Estaba hablando con el jefe de equipo Darian Grubb, y tenemos que hallar la manera de minimizar eso. Tenemos que resolver estos problemas de combustible que siguen fastidiándonos todas las semanas".

El ahorro de combustible jugó un rol importante para que Hamlin pierda el campeonato 2010 ante Jimmie Johnson, y es algo que él cree que continuará haciendo la diferencia en las futuras Cazas.

"Por la forma en que son las actuales gomas y con estas pistas recién pavimentadas, el ahorro de combustible seguirá decidiendo a nuestro campeón", dijo Hamlin. "No lo decidió totalmente este año, pero fue un gran factor, simplemente porque ya no hay tantos choques y con esas tiradas de bandera verde que estamos teniendo, que son tan largas, el ahorro de combustible será clave".

Adversidad. Es algo a lo que Hamlin ha tenido que adecuarse, y en todo caso, el 2012 ha demostrado que está adquiriendo la madurez necesaria para lidiar con eso y encontrar la forma de superarla.

Para Hamlin, crecer como piloto significa trabajar continuamente para convertir sus responsabilidades en fortalezas. Una vez que logre eso, Hamlin sabe que él y su equipamiento podrán desviar cualquier disparo en su dirección.

"Siempre tengo que aprender y mantener lo que tengo que hacer", dijo Hamlin. "Una cosa en la que descubrí que tenía que trabajar durante 2010 y 2011 fue la clasificación. Este año mejoramos eso muchísimo. Creo que Darian ayudó un poco con eso. Creo que el hecho de haber estudiado lo que tenía que estudiar me ayudó a mejorar. Es sólo que los resultados no siempre demuestran eso. Es cuestión de tiempo.

"Si seguimos viniendo a Vegas, eventualmente estaremos en el lugar N° 1".

Vean los momentos más destacados de Hamlin en 2012 y navegue entre sus fotos de 2012