Noticias


Oh, lo que podría haber sido esto

diciembre 12, 2012, Seth Livingstone, Especial para NASCAR.COM, NASCAR.com



Oh, lo que podría haber sido esto
El Año en Retrospectiva: Un lento comienzo en la Caza le costó a Biffle la posibilidad de ganar el campeonato

Si uno descartase las tres primeras carreras de la Caza, Greg Biffle bien podría haber sido el campeón de la Copa Sprint NASCAR 2012 en vez de tener que contentarse con el quinto lugar.

Biffle ganó dos veces, obtuvo 12 resultados entre los primeros cinco e igualó su propia marca personal con tres poles y 21 resultados entre los primeros 10.

"Yo sé en mi corazón de lo que es capaz nuestro equipo, y de lo que yo soy capaz."

--GREG BIFFLE

Greg Biffle

Estadísticas 2012
VictoriasPrimeras 26Ultimas 10
Top 5 10 2
Top 10 15 6
Poles 2 1
Abandonos 0 0
Vtas. lideradas 634 87
Prom. largada 9.0 12.3
Prom. llegada 9.3 11.6

Lideraba el campeonato de la Copa Sprint tras 15 de las primeras 26 carreras, incluyendo 11 consecutivas temprano en la temporada. Ningún otro piloto arribó a la meta en las 36 carreras que hubo con puntaje, y ningún otro piloto completó la distancia total de carrera más veces que Biffle, quien lo hizo en 32 oportunidades.

En definitiva, todo se redujo a tres pésimas semanas en el momento más inoportuno para Biffle, quien comenzó las Caza con un 13º, un 18º, y un 16º puesto, cayendo rápidamente hasta estar a 51 puntos del líder y borrando así toda esperanza de ser un contendiente.

"El liderar el campeonato durante más de la mitad de la temporada regular, sin mencionar las dos victorias, eso representa una clara demostración por parte del jefe de mecánicos Matt Puccia, quien por primera vez se dedicaba de lleno a tal tarea, y de parte de muchos de los muchachos en el equipo", dijo Biffle, quien nunca estuvo por debajo del cuatro lugar del campeonato antes que comenzara la Caza.

"Terminar quinto en el campeonato y haber liderado el campeonato durante más tiempo que cualquier otro en nuestra primera temporada juntos no es un logro menor. Por un lado, es un poco decepcionante que no hayamos ganado el título o que hayamos estado un poco más cerca. Así que, (la temporada) fue un tanto agridulce".

Biffle y su grupo del No. 16 sí que tuvieron sus buenos momentos.

Dominaron en el Charlotte Motor Speedway, donde lideraron durante 275 vueltas esta temporada. Biffle ganó las Coca-Cola 600 en Charlotte y también ganó para Roush Fenway Racing en Michigan en la 23ª semana de la temporada, recobrando así la punta del campeonato. En conjunto, él lideró un total de 721 vueltas, su mayor cantidad desde 2006.

Aunque Biffle mejoró su promedio de resultados de 16,8 en 2011 (la única vez que no ha clasificado para la Caza en las últimas seis temporadas) a 10,2 este año, se vio prácticamente resignado a su suerte tras la tercera carrera de la Caza, en Dover.

"No es como si hubiera dos o tres pilotos a quienes debemos alcanzar", observó él. "Ésta es una labor ardua, el hecho de superar a todos estos pilotos por seis u ocho puntos en siete carreras seguidas. Eso va a resultar difícil".

Aún con seis resultados entre los primeros 10 en las últimas siete carreras de la temporada, resultó ser imposible. El daño, en definitiva, había sido hecho.

A pesar de accidentarse con su principal auto durante las prácticas y verse obligado a largar desde atrás del pelotón a bordo de un auto de apoyo en las Ford EcoBoost 400, en el Homestead-Miami Speedway, Biffle recuperó terreno hasta finalizar quinto, lo cual le posibilitó ascender al quinto lugar final del campeonato.

Hoy día, ingresando a la temporada 2013, quien fuera campeón de Nationwide y de Camionetas, y quien estará cumpliendo 43 años este 23 de diciembre, se encuentra claramente definido como la mayor esperanza con que cuenta Rosuh Fenway. Su compañero de equipo desde hace mucho tiempo, Matt Kenseth, se ha alejado para competir a bordo de autos Toyota para Joe Gibbs Racing, Carl Edwards no pudo ganar una carrera de la Copa en 2012, y Ricky Stenhouse Jr. estará haciendo su primera temporada completa en la Copa.

"Yo sé en mi corazón de lo que es capaz nuestro equipo, y de lo que yo soy capaz", dijo Biffle, luego de su victoria en Michigan.

Tras haber trabajado un año juntos, puede que el momento haya llegado para que el equipo 16 logre su cometido.