Noticias


Ningún castigo, pero quizá Cambios en Fontana

marzo 26, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

El auto de Hamlin y la Auto Club Speedway serán analizados

La NASCAR no vio nada inapropiado que ameritara algún castigo en la última vuelta de la carrera Auto Club 400 del domingo en Fontana ni en lo que sucedió tras la bandera a cuadros, pero seguramente hará que sus expertos revalúen el muro del Auto Club Speedway, donde se estrelló Denny Hamlin y sufrió una fractura por compresión.

Hamlin Y Joey Logano chocaron en el último tramo de la última vuelta que envió al piloto del equipo Joe Gibbs Racing contra un muro sin el sistema de protección SAFER de la NASCAR.

Y mientras Hamlin era llevado en helicóptero al hospital Southern California para ser evaluado, Logano y Tony Stewart se enfrascaron en un conato de pelea, cuando Stewart acusó al joven Logano (22 años), de bloquarlo tras el último reinicio de la carrera.

 

La NASCAR dijo el martes que no sancionará a nadie tras los incidentes en la pista o los pits el domingo en Fontana, pero el Director de la NASCAR Sprint Cup Series, John Darby, dijo que los expertos de la organización analizarán el muro donde se estrelló Hamlin y harán las recomendaciones necesarias para mejorar su seguridad de ser necesario.

“Los muros en [Fontana] California han estado ahí desde que comenzamos a correr ahí”, dijo Darby. “Si ese punto hubiera sido visto como un problema o un potencial de riesgo, las cosas habrían sido diferentes. Pero ahora, tras este incidente, estoy seguro que todo será reanalizado y si [los expertos] lo recomiendan, la pista hará lo necesario”.

NASCAR generalmente consulta con el Doctro Dean Sicking de la Universidad de Nebraska, en el Centro de Seguridad en las Carreteras, donde se desarrolló el sitema Steel And Foam Energy Reduction (SAFER).

Es común que después de un accidente las barreras de protección sean alteradas o rediseñadas: fue el caso tras un accidente de Jeff Gordon en Las Vegas; uno de Elliott Sadler en Pocono y uno de Jeff Fuller en Kentucky.

El choque de Hamlin fue el resultado de una cerrada pelea con Logano en la última vuelta. Todo esto tras una disputa una semana antes en Bristol Motor Speedway, donde Hamlin hizo contacto con el auto de Logano, que lo mandó contra el muro de contención de la pista de media milla.

El domingo en la pista de dos millas de Fontana, Hamlin corría por el interior de la pista y tocó a Logano, lo que lo mandó primero contra el muro exterior y luego contra el muro interior.

“Eso es lo que se gana”, dijo Logano inmediatamente después de la carrera, antes de que se enterara de la lesión de Hamlin.

¿Por qué la NASCAR no vio nada inapropiado?

“Probablemente el simple hecho de que era la última vuelta y la última vez que iban a ver las curvas 3 y 4”, dijo Darby “Iban lado a lado […] si alguien estaba pensando en cobrarse alguna cuenta, probablemente se habrían tocado de atrás hacia aldente o uno de los dos habría chocado al otro para sacarlo de la carrera, pero en este caso, es todo lo opuesto y esa idea no le cruzó la mente a nadie que haya estado poniendo atención en la carrera”.

NASCAR tiene una larga historia de no castigar a los pitlos por lo que se consideran incidentes en la carrera y el domingo fue un caso más.

“La competencia de hoy es muy cerrada y muy buena”, agregó Darby. “Además, la subjetividad de tartar de definir si alguien trata de bloquear a otro piloto o de cambiar de dirección sin prender las luces direccionales, no es necesaria para lo que estamos hacienda ahora”.

Sobre la pelea de Stewart y Logano, Darvis dijo que tampoco fue un incidente que ameritara castigos.

“Hace años que nos alejamos de la micro administración de las emociones de los pilotos”, dijo Darby.  “[…] los pilotos manejan para ganar carreras y si dos pilotos discuten un poco al final de una carrera, eso no constituye una falta en nuestro mundo de hoy… Los [miembros de los] equipos hicieron un buen trabajo en evitar que las cosas escalaran de nivel. Eso es lo que todos esperamos. Este es simplemente otro ejemplo del nivel de competencia en la NASCAR y la decepción que resulta de no poder ganar una carrera. No veo nada malo en eso”.