Noticias


Phoenix Racing disfruta de un sorprendente inicio de temporada

 

abril 01, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

Phoenix Racing

El equipo más pequeño ve grandes resultados en lo que va de 2013.

Su piloto se había ido a otro equipo, su plantilla de 18 personas tenía que actualizar una flota de autos de carreras y su dueño hablaba de potencialmente cerrar el equipo.

Esa era la situación que Phoenix Racing enfrentaba antes de dar inicio a la temporada 2013 de la Sprint Cup. Kurt Busch se había trasladado a Furniture Row Racing, la implementación del nuevo diseño de la Generación 6 en los autos había significado mucho trabajo para un equipo que cuenta con pocos empleados y el propietario James Finch se preguntaba cuánto tiempo más estaría en condiciones de financiar todo de su propio bolsillo.

Y de hecho, esta temporada ha tenido un impacto en el equipo Phoenix Racing, pero no sólo de la manera en que todos esperaban. Hace dos semanas en el Auto Club Speedway, el auto No. 51 estaba estacionado entre aquellos de los contendientes al título Denny Hamlin y Kasey Kahne. Y esta semana rumbo al Martinsville Speedway, el auto de Finch está de noveno en el campeonato de propietarios de la Sprint Cup, una posición bastante inesperada para un equipo que no tiene a un controlador permanente y que compite con una clara desventaja en términos de personal y patrocinio.

"Todos están orgullosos de lo que estamos haciendo".

-- Steve Barkdoll, Phoenix Racing GM

“Ha sido muy bueno”, dijo Steve Barkdoll, gerente general del equipo. “Nuestro pequeño grupo de 18 personas. Trabajamos básicamente siete días a la semana. Nos tomamos medio día libre para viajar y cuando los chicos regresan el lunes, tratamos de averiguar lo que podemos hacer. Si puedes correr constantemente en las primeras 15 posiciones como lo estamos haciendo ahora, te das esa capacidad de tener tal vez una oportunidad al final para estar en frente y ganar una carrera. Todos nuestros chicos creen en lo que tenemos y también creen en los pilotos con los que estamos trabajando”.

En cuanto al patrocinio, éste sigue siendo un problema. “No tenemos nada para la mayoría de las carreras”, afirmó Barkdoll. “Eso da un mayor énfasis a los aspectos positivos - pilotos fuera de problemas en la pista, motores Hendrick Motorsports, un auto de Generación 6 que en este caso parece estar cumpliendo con su promesa de nivelar el campo de juego. No obstante, está pasando. Por el momento, Phoenix Racing está compitiendo exitosamente con equipos que tienen millones de dólares más en patrocinio y cientos de empleados más”.

“Tengo que pensar que ésto hace que algunos de los más grandes propietarios echen un vistazo a sus organizaciones, porque nosotros tenemos 17 trabajadores de tiempo completo”, comentó Barkdoll. “Eso contando a la secretaria, a los dos conductores de los camiones y a mí. Ahora básicamente estamos hablando de 14 personas que trabajan en los autos de carreras. Ser capaz de hacer eso con un grupo tan pequeño, no podías venir aquí y decirle a la gente que no podíamos hacerlo porque todos aquí creen que podemos hacerlo. Ciertamente, trabajar con Hendrick y conseguir sus motores, sabiendo que tenemos la misma potencia que Jeff (Gordon), Jimmie (Johnson) y Dale (Earnhardt Jr.) ha hecho que creamos en lo que podemos hacer. Todos están orgullosos de lo que estamos haciendo”.