Noticias


Johnson negó relación con castigos a Penske 

abril 19, 2013, Kenny Bruce, NASCAR.com

Johnson Keselowski

El piloto del auto No. 48 dice que no alertó a la NASCAR por las violaciones

KANSAS CITY, Kansas - Jimmie Johnson aseguró que nadie del equipo del auto No. 48 o de la organización Hendrick Motorsports alertó a la NASCAR la semana pasada en el Texas Motor Speedway sobre las violaciones del equipo rival Penske Racing.

 Los autos de Brad Keselowski y Joey Logano fueron inspeccionados antes de la carrera NRA 500 el sábado pasado por inspectores de la NASCAR, lo que retrasó su salida a la parrilla de arrancada y eventualmente a fuertes sanciones para los pilotos y sus equipos.

NASCAR le retiró 25 puntos a cada uno de los pilotos e impuso multas por un total de $200,000, además de suspensiones de seis carreras a los jefes de equipo y otros miembros de las escuderías.

"...nadie del auto 48 fue al camión [de la NASCAR] a decir algo"

-- Jimmie Johnson

“La mejor  mejor vigilancia en los garages siempre ha sido tu vecino”, dijo el cinco veces campeón de la Sprint Cup “Eso ha sido parte de la NASCAR por años y años y pore so NASCAR tiene los procedimientos que tiene.

“Todo mundo está viendo y nosotros hemos quedado muy impresionados con los equipos de los dos autos y la habilidad de sus equipos para tener siempre a alguien vigilando a los otros equipos. Así es el ambiente en los garages. Así que todo mundo está viendo siempre”.

Johnson dijo que los equipos tienen dos opciones cuando ven que otro equipo hace algo en dirección cuestionable.

“O vas a casa y tratas de adaptar (lo que ves) en tus autos y ver si funciona o vas al camión (de la NASCAR) y dices algo.

“Nosotros no decimos nada. Somos una compañía que se basa en el desempeño, una compañía que trata de entender las reglas. Seguro que hemos tenido nuestros problemas con eso, pero así es el automovilismo. Ha sido así desde el primer día”, agregó. 

“Tratamos de ser lo más inteligente posible, cumplimos las reglas y ponemos el mejor auto en la pista”.

Keselowski, el campeón defensor de la Sprint Cup, ha tocado el tema de equipos que alteran la parte trasera de sus autos desde el verano pasado, algo que permite aumentar la cantidad de aire que impacta el alerón trasero cuando el motor pierde poder.

En ese entonces, Keselowski no identificó equipos, pero hizo notar que “partes de ciertos autos son movidas después de las inspecciones para hacerlos más competitivos”.

Los equipos de Penske, dijo Keselowski, siempre están “cerca del límite permitido para evitar sanciones”.

Johnson, el líder de la Sprint Cup 2013, dijo que “todo mundo está viendo a todo mundo, pero de ninguna forma, nadie del auto 48 fue al camión a decir algo”.