Noticias


montoya no ganó, pero logró mucho en richmond

abril 27, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

[159332318JH00036_Toyota_Own]

Una bandera amarilla en el peor momento arruinó su noche, pero no lo frenará

RESULTADOS COMPLETOS: Toyota Owners 400 

RICHMOND, Virginia – A pesar de tener su auto No. 42 parado en los pits en lugar de en el Círculo de la Victoria, Juan Pablo Montoya y los miembros de su equipo no podían parar de sonreír el sábado en la noche tras la carrera en Richmond, donde estuvieron a punto de conseguir su primera victoria en un óvalo desde que llegó a la NASCAR y primera en casi dos años.

“Yo no puedo controlar las banderas”, dijo el Jefe de Equipo, Chris Heroy. “Corrimos duro, fuimos muy competitivos y fue un gran paso para nuestro equipo. Fue nuestro primer Top 5 en dos años, hicimos una carrera complete, así que no hay razón para estar enojados.

“¿Que si estoy contento? Por supuesto que sí” 

- Juan Pablo Montoya, sobre su 4to. pusto en Richmond

Sin embargo, siempre quedará la duda de lo que podría haber pasado si Brian Vickers no choca contra el muro exterior a cinco vueltas del final, lo que convirtió el final de la carrera en uno con bandera verde y blanca a cuadros.

Hasta ese momento Montoya había liderado durante 67 vueltas y parecía estar a punto de conseguir su primera victoria en un óvalo de la NASCAR.

Montoya y Heroy tomaron la difícil decisión de parar en los pits antes del reinicio, con lo que cedieron el liderato en ese momento para cambiar llantas.

Montoya arrancó en el 6to. puesto por la parte de afuera, donde muchos pilotos tuvieron problemas el sábado y aunque lo intentó durante las dos vueltas finales bajo la bandera verde y blanca a cuadros, no pudo regresar a la punta para terminar en 4to. puesto.

Fue su mejor resultado desde que terminó también 4to. en Martinsville en abril de 2011.

“¿Que si estoy contento? Por supuesto que sí”, dijo Montoya. “¿Cuándo fue nuestro mejor final antes de esto? Mira las últimas seis carreras. Tuvimos problemas con la bomba de gasolina, la caja de cambios, ruedas sueltas, llantas pinchadas y algunas otras cosas, así que terminar … wow”.

Montoya, ex campeón de la Indianapolis 500 y estrella de la Fórmula One, tiene solo dos victorias en las series principales de la NASCAR, ambas en circuitos mixtos, por lpo que todavía está buscando su primer triunfo en un óvalo.

Cuando Vickers chocó y la carrera pasó a correrse bajo bandera amarilla, Montoya y su Jefe de Equipo discutieron brevemente sobre los beneficios de entrar a los pits o seguir en la pista hasta el final. Pero la conversación fue corta, en realidad no había opción.

“No creo que podamos ganar si nos quedamos fuera”, dijo Montoya por el radio. “Nos van a pasar, queremos ganar, pero también necesitamos los puntos”. Montoya entró a la carrera en la 27ma. posición en la clasificación de pilotos.

Los tres pilotos que se quedaron fuera bajo la bandera amarilla, Jeff Burton, AJ Allmendinger y el compañero de equipo de Montoya en Earnhardt-Ganassi Racing, Jamie McMurray-, reiniciaron 1ro., 2do. y 3ro-, respectivamente, pero sin la tracción necesaria en las llantas, terminaron 5to., 14to. y 26to.

“Fue simple”, dijo Heroy sobre su decisión. “Las llantas con 45 vueltas de desgaste no eran suficiente. No sirven. No había nada que pensar. Le dije al resto del equipo que debíamos mantener la calma y hacer el cambio. Pasamos a todos los autos que cambiaron llantas. La única razón por la que no ganamos es poque rearrancamos en la parte de arriba de la pista”.

¿Podría haber ganado si la carrera no se interrumpe?

“Creo que sí”, dijo Montoya. “Teníamos ventaja de unos cinco autos sobre Harvick [cuyo auto tenía llantas más frescas], y sabíamos que si éramos pacientes, podíamos ceder un poco en cada vuelta, teníamos suficiente para ganar. Lo tenía controlado. 

“Cuando reiniciamos la carrera solo pensé OK vamos a ver qué pasa”, recordó  Montoya. “Nos afectó empezar por afuera. No había nada qué hacer. Los que tenían llantas malas estaban en el frente y los que teníamos llantas nuevas, atrás.  Así es esto”.

A pesar de no haber ganado, la actuación de Montoya llamó la atención del resto.

“Hizo una carrera maravillosa. Es una pena que no haya ganado”, dijo Kurt Busch, a quien Montoya pasó en la vuelta 330 para tomar la punta, y quien terminó en 9no. puesto. 

El propio Harvick reconoció que no habría sido capaz de alcanzar a Montoya sin la bandera amarilla.

“Mi auto estaba perdiendo control en las esquinas y Montoya iba mejor ahí”, dijo el ganador de la carrera.

A pesar de todo, el equipo complete del auto No. 42 se fue satisfecho de la capital de Virgina, aún sin la victoria.

Antes de Richmond, el mejor final de Montoya esta temporada era un 12do. puesto en Phoenix, y desde entonces solo tuvo problemas por errores y oportunidades perdidas.

La actuación de Montoya el sábado en Richmond dejó una clara evidencia del progreso y sobre todo del potencial.

“Habíamos estado pisándonos los pies nosotros mismos”, dijo Heroy. “Ruedas sueltas, celdas de combustible y otras tonterías. Si no lo hacemos ya vimos lo que podemos hacer”.