Noticias y medios


NASCAR nunca vio lo mejor de Montoya

agosto 21, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

Esta podría ser la última temporada del colombiano en la NASCAR

Cuando Juan Pablo Montoya dejó la Fórmula 1 en 2006 para integrarse a la NASCAR, su decisión causó estupor en ambos lados del Atlántico; en Europa, nadie lo creía y en Estados Unidos se elevó la relevancia de la serie de automovilismo más competitive del mundo.

Siete años más tarde, es fácil olvidar el impacto de ese momento, más ahora que la carrera de siete años de Montoya con el equipo Chip Ganassi – y potencialmente en la NASCAR -, terminó abruptamente la semana pasada, tras el anuncio de que su contrato no será reovado para el 2014.

El anuncio dejó a muchos pensando en lo que “podría haber sido”, si Montoya hubiera aplicado todo su talento, energía y atención a la NASCAR.

El piloto colombiano eligió vivir en Miami, no Charlotte – la sede de la NASCAR-, y en lugar de pasar su tiempo libre en el taller con los mecánicos e ingenieros, prefería hacer windsurfingç, a pesar de que siempre ha apreciado la transparencia de los garages de la NASCAR y reconocido lo difícil que resulta ganar en esta serie.

Es posible que ese sea el legado de Montoya, demostrar la dificultad de éxito en una serie, incluso para un piloto de primer nivel mundial que ha ganado carreras tan importantes como la Indianapolis 500 y siete Grandes Premios de Fórmula 1.

Además de dos victorias en circuitos mixtos (Sonoma y Watkins Glen), el mejor momento de Montoya en la NASCAR fue en la temporada 2009 cuando logró clasificar para el Chase por la Sprint Cup, pero desde entonces sus resultados han estado muy lejos de sus éxitos del pasado.

Su baja de rendimiento coincidió con una ola de cambios dentro del equipo Earnhardt Ganassi Racing., que el año pasado incluyó la purga de sus principales ejecutivos.

Pero dado el relative mejor rendimiento de su compañero de equipo Jamie McMurray, con tres victorias seguidas al final de la temporada 2010, parece claro que los problemas que Montoya  ha enfrentado tienen su origen en los que sufre el equipo en la organización.

“Debería haber ganado muchas carreras, ya que es capaz de eso”, dijo la semana pasada su compañero de equipo Martin Truex Jr. en Earnhardt Ganassi Racing en 2009. “Todo pasa por la química interna y tener a la gente adecuada con confianza mutual para poder trabajar juntos por un objetivo común. Parece que ahora mismo no lo tienen. No lo sé, es difícil comentar al respecto o specular porque yo no conozco todos los detalles”.

Esta temporada Montoya ha mostrado algunos chispazos de grandeza, principalmente en Richmond, donde estuvo a punto de ganar, bajo el mando de su Jefe de Equipo Chris Heroy, quien llegó de Hendrick Motorsports el año pasado.
Además, ha terminado en el 11er. puesto o mejor en sus últimas cuatro carreras, pero aparentemente todo esto es demasiado poco, demasiado tarde.

“Están en cierto tipo de declive”, dijo Kyle Busch “… creo que tuvo que ver con traer tanta gente nueva. Prácticamente limpiaron la casa. Despidieron a [Tony] Glover, a Steve Hmiel, y trajeron sangre nueva. Soy un gran fanático de Chris Heroy, lo adoro. Creo que es un gran Jefe de Equipo y muy inteligente. Sabe mucho de autos de carreras. Me parece que el año pasado fue de aprendizaje. Nunca fue Jefe de Equipo en la Nationwide y ahora lo es en la Sprint Cup, que es muy diferente y hay mucho que aprender”.

Siete temporadas son muchas para un piloto en la Sprint Cup. Solo siete pilotos han estado en sus respectivos equipos tanto tiempo como Montoy: Jimmie Johnson, Jeff Gordon, Denny Hamlin, Kevin Harvick, Jeff Burton, Carl Edwards y Greg Biffle.

La pregunta ahora es ¿qué pasará con Montoya?

El piloto colombiano se convirtió en el más reciente agente libre para el 2014 y may muchos pilotos y equipos con posibilidades de cambios.

Lo único cierto por ahora que de todos los posibles agentes libres, Montoya parece estar más cerca de un regreso a las series “open-wheel” como al Indy Series.

La agencia The Associated Press reportó esta semana que el equipo de Michael Andretti está cortejando a Montoya y el piloto colombiano dio algunos indicios la semana pasada en Michigan, cuando dijo que “su corazón siempre ha estado en ´open wheel´.

Por ahora será un agridulce final de temporada para Montoya con más preguntas que respuestas.

%>