Noticias


Para Kenseth, Homestead sería ganar o fracasar

noviembre 06, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

Para Kenseth, Homestead sería ganar o fracasar
Phoenix es una de las mejores pistas para Johnson; Kenseth no ha ganado ahí desde el 2002

Pareciera que fuera poco y mucho al mismo tiempo. El margen de siete puntos que separa a los líderes Jimmie Johnson  y Matt Kenseth es tan pequeño que un error lo cambiaría todo en la disputa del Chase por la NASCAR Sprint Cup. Pero también es tan grande que con sólo dos carreras por correr sería muy difícil recuperarse de cualquier mal movimiento.

“Si ganas las dos últimas carreras… las matemáticas dicen que de igual manera lo ganamos, así que todavía está en nuestras manos”, dijo Kenseth luego que Johnson consiguiera la victoria el fin de semana pasado en Texas, lo que significa que el piloto de Joe Gibbs Racing está consciente de lo que tiene que hacer para ganar el campeonato. Kenseth tendría que ganar una o las dos carreras finales, llevando este gran duelo de titanes hasta la última vuelta en el Homestead-Miami Speedway.

Lo cierto es que el Phoenix International Raceway es un escenario en el que Johnson ha logrado mejores resultados. El cinco veces campeón de la NASCAR Sprint Cup Series ha conseguido cuatro victorias en esta pista con un promedio de llegada del 6to. lugar. Así también, es donde ha podido cerrar efectivamente sus cuatro primeros títulos de la serie.

Aún así, Martinsville nos recuerda que Kenseth es un piloto al que no se puede subestimar. Lo que ha logrado en el Chase ha sido definido por actuaciones sobresalientes en las pistas que normalmente no están entre sus mejores, como en New Hampshire, donde logró su 1ra. victoria; y Martinsville, donde terminó de 2do. por primera vez en más de una década. Sus autos de Joe Gibbs Racing claramente han demostrado ser más adaptables en comparación a los condujo en Roush Fenway Racing.

En este sentido, no sería una sorpresa si Kenseth prevalece en Phoenix, donde no ha ganado desde el año 2002 y sólo ha terminado entre los cinco primeros lugares en una ocasión en sus últimas cinco participaciones.

Independiente de cual sea el resultado y suponiendo que ambos pilotos no tengan errores catastróficos, el campeonato se definiría hasta la última vuelta de la última carrera en el Homestead-Miami Speedway.

La NASCAR Sprint Cup Series volverá a la acción el domingo 10 de noviembre para correr la AdvoCare 500 en el Phoenix International Raceway.