Noticias


Jimmie Johnson pone en jaque a sus rivales

noviembre 11, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

Pero aunque la ventaja de Johnson es amplia, ésta no es del todo infranqueable

AVONDALE, Ariz. -- Muchas veces Jimmie Johnson ha llegado al Phoenix International Raceway a un paso de conseguir el campeonato y muchas veces lo ha asegurado. Cuatro de sus cinco títulos en la máxima división de la NASCAR los ha reservado en esta pista de una milla y al parecer añadirá uno más a la cuenta, luego de lo conseguido en la carrera del domingo pasado.

Phoenix siempre ha sido de mucha importancia para Johnson, nativo del Sur de California, quien se ha enfocado tanto en esta pista que incluso hizo una rara aparición en la NASCAR Nationwide Series en su esfuerzo por aprender un poco más con la vista puesta en el evento del Chase por la Sprint Cup. Johnson cumplió con su objetivo, el 3er. lugar que logró en la carrera del domingo le permitió establecer una ventaja de 28 puntos sobre Matt Kenseth y ahora únicamente tendría que terminar de 23ro. en el Homestead-Miami Speedway para lograr su 6to. título.

Ganar no sería suficiente para Matt Kenseth o Kevin Harvick, los otros dos pilotos que matemáticamente siguen con vida en el Chase. Para que alguien más tenga una oportunidad de conseguir el título, Johnson tendría que sufrir un error como el del año pasado en Phoenix que permitió a Brad Keselowski celebrar su 1er. campeonato en la Sprint Cup Series.

“Vimos lo mismo el año pasado, el No. 48 llega a la cabeza, tiene un problema y eso es todo”, dijo Jason Ratcliff, Jefe de Equipo de Kenseth. “Por eso es tan difícil ganar estos campeonatos, por eso es que esta gente trabaja duro y son muy recompensados cuando los ganas. Estos chicos han trabajado a lo largo de las últimas ocho o nueve semanas tan duro como han podido, tratando de poner autos grandiosos en las pistas y de minimizar errores, han hecho un buen trabajo en eso. Llegamos a esta carrera con sólo siete puntos por detrás, ha sido una temporada mejor de lo que pudimos imaginarnos y aún no termina”, agregó.

Durante la temporada pasada, Johnson fue afectado hasta el final. Su corte neumático en Phoenix y el engranaje trasero roto en Homestead representan sus primeros fallos en el Chase desde la postemporada inaugural de hace una década. Esos episodios en específico sobresalen porque son muy raros en un equipo que se caracteriza por responder adecuadamente a los momentos de presión. Pero está claro, después de todo el equipo del auto No. 48 es falible. Y en este momento, el equipo de Kenseth se aferra a eso.

Johnson jamás ha ganado en Homestead y en sus últimas dos apariciones sobre esta pista ha finalizado de 32do. o peor. De lo contrario, si llega a cruzar la meta de 23ro. o mejor, entonces aseguraría su 6to. campeonato.

“El lugar más seguro en la carrera es ir al frente. Si veo a nuestro desempeño en Texas, encontramos la manera de correr de manera inteligente y de no meternos en problemas”, dijo Johnson. “Me encantaría ganar la carrera y ganar el campeonato, pero voy a tener que ver cómo se desarrollan las cosas en la carrera y dónde estamos (en relación a Kenseth). El gran premio al final del día es en lo que estamos enfocados”.