Noticias y medios


Germán Quiroga: "Vamos por un 2014 fuerte y exitoso"

diciembre 10, 2013, Martín Caño, NASCAR.com

German Quiroga

El piloto mexicano culminó su etapa de aprendizaje en la Truck Series; ahora se encuentra enfocado en recoger los frutos en la próxima temporada

Llegó el final de la temporada y, con el receso, llega también la hora de recapitular para Germán Quiroga, en la que ha sido su primera temporada completa en la NASCAR Camping World Truck Series, una campaña en la que ha habido de todo, desde grandes resultados a problemas de todo tipo, con la camioneta y con algunos rivales.

El piloto de la Toyota Tundra No.77 de NET10 Wireless/OtterBox analiza su temporada en los Estados Unidos y saca conclusiones de lo acontecido en la serie de camionetas en la siguiente entrevista.

Que 2013 ha sido una temporada complicada para Germán Quiroga a nadie se le escapa, pero quizá han sido los meses en los que se ha forjado un piloto de divisiones nacionales sólido y confiable ¿Cómo definiría su primera temporada completa en la serie de camionetas?

"2013 fue un año en el que aprendí muchas cosas, realmente mi conocimiento en NASCAR crece cada día. No solo estoy enfocado en la pista y en las camionetas, hay muchos otros aspectos muy importantes que estoy construyendo para mi futuro. Las relaciones humanas son claves en este mundo y he estado trabajando mucho para conocer realmente la cultura estadounidense y poder seguir abriendo puertas. Mi temporada la definiría como lo que realmente fue, una etapa de aprendizaje. Creo que se cometieron muchos errores y que sin ellos definitivamente el éxito estaba a la vuelta de la esquina, sin embargo el trabajo y esfuerzo nunca se detuvo y estoy seguro que 2014 será para recoger los frutos".

Se presentaba complicada la temporada, con el apoyo del patrocinador principal (NET10 Wireless) conseguido apenas a una semana de la celebración de la carrera en Daytona. Todo fue peor de lo esperado en ese inicio en Daytona, pues Brendan Gaughan contactaba con usted y dejaba la #77 maltrecha y ya sin posibilidades. Su temporada aún estaba en el aire ¿pensó que ese mal resultado en Daytona era la puntilla de sus aspiraciones? ¿temió realmente que los patrocinadores le retirasen su apoyo?

"El comienzo de 2013 fue complicado, a escasas dos semanas de la primera fecha (Daytona) aun no había nada escrito que asegurase mi participación en las camionetas. NET10 Wireless se sumó a mis esfuerzos para continuar con lo que empezamos en 2012 y es así como logramos arrancar en Daytona, aunque para esas fechas mi participación de la temporada completa aun no estaba asegurada. El precio lo pagamos un poco más tarde, cuando no se pudieron conseguir las fichas adecuadas para tener una temporada realmente competitiva".

En la segunda cita, en Martinsville, un óvalo corto, pudimos ver al mejor Quiroga, calificando entre los punteros y rodando en el top-5 hasta que se presentó una avería ¿fue ese momento un antes y un después para Germán Quiroga en NASCAR, quizá ese momento en que tomó definitiva confianza en sus posibilidades?

"La confianza ha sido clave para seguir luchando día a día. Creo que la primer carrera que demostramos ser competitivos fue Martinsville (la segunda carrera de la temporada) cuando califiqué en quinto y rodamos ahí por varias vueltas hasta que tuvimos una avería, desafortunadamente. En ese momento vi lo competitivos que podíamos ser y en las fechas posteriores, con más conocimientos, los resultados iban mejorando".

Llegaron después una serie de cuatro carreras en las que la mala suerte y varios problemas con su equipo, Red Horse Racing, hicieron que perdiese demasiado pronto el chance de lograr sus objetivos, que eran conseguir el premio de novato del año y terminar tu temporada en el top-10. Ahí se mostró su capacidad de trabajo, en esos duros momentos ¿cuáles eran las inquietudes de Germán Quiroga en ese momento de la temporada?

"De todo se aprende en esta vida. Tuvimos una racha de malos resultados, desafortunadamente, por diversos motivos, mismos que he estado estudiando y creo saber qué es lo que estaba pasando para no caer en el mismo problema de nuevo".

Entonces llegó el momento de gloria, consiguiendo unos espectaculares resultados en una sucesión de cinco carreras, logrando un top-3 en la primera de esa serie, en Texas, y en el último de ese tramo, Pocono, donde a poco más de una vuelta iba liderando y con todas las opciones para ganar la carrera. Apareció un nuevo patrocinador (OtterBox) y Germán metía miedo a sus rivales ¿Qué supuso para usted estar rodando en esos lugares, estar luchando por la victoria?

"Importante destacar los resultados que nos llevaron a luchar por conseguir mi primera victoria y la primera victoria de un mexicano en una división nacional de NASCAR. Texas fue el primero de ellos, en donde termine en tercer lugar, siendo este el mejor resultado de un mexicano en esta categoría y seguido de otro tercer lugar, en Pocono. La victoria se acercó mucho, desafortunadamente no la logramos esta temporada, pero eso no significa que nos demos por vencidos, de hecho vamos por más de una ahora".

Quizá el mejor momento de la temporada fue la pole que consiguió en Iowa ¿qué sentía en ese momento, quizá la confirmación de que está llamado para altas metas en NASCAR USA?

"La pole de Iowa fue un evento importante ya que para continuar el apoyo de NET10 Wireless se sumó OtterBox y esa era su primer carrera como patrocinador principal de la camioneta 77, lideramos 55 vueltas y desafortunadamente un error en los pits nos relegó varias posiciones, de las cuales no nos pudimos recuperar".

En ese intervalo llegó un experimento de NASCAR, la carrera de Eldora, en tierra, algo que a muchos les parecía un guiño publicitario y un intento de acercarse a las raíces de un deporte que ya nada tiene que ver con esa superficie ¿qué le pareció la incursión de la serie de camionetas en la arena del óvalo de Tony Stewart?

"Eldora fue un evento distinto, yo no he corrido en óvalos de tierra y aunque en los entrenamientos previos a la competencia teníamos mucha velocidad y confianza, creo que con los ajustes que llegamos a la carrera no fueron los adecuados y nos faltó tener más agarre para ser competitivos".

A partir de Pocono, llegó la peor parte de su temporada, con siete carreras (excepto Iowa) en las que múltiples problemas, ajenos a usted en su mayoría, hicieron que ese sueño que apenas estaba empezando a vivir le devolviese a la senda del sufrimiento y del trabajo sin resultados ¿qué sucedió en ese período de tiempo?

"Yo diría que la racha de ocho o nueve carreras con malos resultados nos afectó para seguir con buen ritmo y conseguir no sólo la primer victoria, sino tener la oportunidad de pelear por el título de novato del año. Se cometieron demasiados errores con la estrategia, con las paradas de pits y creo que el equipo se perdió con la puesta a punto de la camioneta. Aquí todos somos culpables porque somos un equipo y por ende estoy aprendiendo de estos errores para que no nos afecten de nuevo".

¿Llegó a frustrarse?

"Puedo decir que no me sentí bien cuando todo esto sucedía ya que vine aquí a demostrar competitividad y a trabajar fuerte para lograr mi sueño".

Felizmente, la temporada se volvía a encauzar y consiguió meritorios resultados en la parte final de la temporada, encadenando cuatro buenos resultados que le hacían terminar la temporada con buen sabor de boca, pero sin conseguir la ansiada bandera a cuadros. Ahora toca mirar a 2014 y esperar a ver si podremos seguir disfrutando de Germán Quiroga en las pistas de los Estados Unidos ¿le veremos en 2014 al norte del Río Bravo? ¿Qué planes tiene?

"Hacia el final regresamos a ser competitivos y eso me deja con un buen sabor de boca, creo que tenemos potencial y que el aprendizaje de esta temporada fue crucial. No le doy la vuelta a la página porque sigo estudiando lo bueno y lo malo de 2013 para llegar muy fuerte en 2014".

"Seguimos trabajando en la parte de patrocinadores para 2014 y espero pronto tener noticias que confirmen mi regreso a NASCAR Trucks, NET10 Wireless fue el primer apoyo que obtuve aquí en USA para poder emprender mi sueño y siempre voy a estar agradecidos con ellos, al igual que OtterBox que se ha sumado a estos esfuerzos y estoy seguro que juntos podemos tener una temporada exitosa en 2014".

"Lo más importante es mantener los pies en la tierra y nunca olvidarme que trabajo día a día por algo que un día soñé, y voy a lograr mis metas. Agradezco a la gente que me ha apoyado y ha estado a mi lado, así como a los patrocinadores, que de igual manera me han acompañado en este sueño, por eso trabajo cada día y trato de mejorar,  aprender de los errores que cometo. Vamos por un 2014 fuerte y exitoso".

Con las enseñanzas siempre presentes, así es como llega Germán Quiroga a este final de año, con la esperanza de poder concretar sus apoyos en estos días y con las ganas de estar de una vez al máximo nivel desde el inicio de la ruptura de hostilidades en Daytona, donde el tricampeón de la NASCAR México tratará de encauzar de forma temprana la que puede ser la temporada de su consagración en los Estados Unidos.

%>