Noticias


Madison Martin, la nueva Miss Sprint Cup 2014

diciembre 20, 2013, Kenny Bruce, NASCAR.com

Se enamoró de la NASCAR tras su experiencia en Richmond

Madison Martin, una estudiante de periodismo de 23 años de Cumberland, Maryland, que se enamoró de la NASCAR tras su experiencia en el Richmand International Raceway, es la nueva Miss Sprint Cup a partir de 2014, cuando se unirá a Kim Coon and Brooke Werner como las embajadoras de la máxima serie.

"Lo más importante de nuestra labor es atraer a más fanáticos a la NASCAR", dijo Martin. "Tratamos de darles una experiencia divertida y personal, la misma que yo tuve cuando fui a mi primera carrera. Esta es una gran oportunidad para transmitir el amor que siento por este deporte".

De izquierda a derecha, las representantes de Miss Sprint Cup: Kim Coon, Madison Martin y Brooke Werner.

Martin, graduada en Comunicaciones de la Universidad Frostburg State, trabajó para la estación WSOC-TV en Charlotte, tras cumplir un programa de practicante en Fox News Channel como estudiante-reportera en el Richmond International Raceway.

"Mi madre me llevó a mi primera carrera (en Richmond) y llegué hasta el escenario de Miss Sprint Cup con Monica (Palumbo Hancock, la ex Miss Sprint Cup) y esa fue mi primera experiencia con Miss Sprint Cup y la NASCAR. Desde entonces me convertí en una fan".

Martin estará ocupada con varias funciones como el toreno caritativo de golf de la Sprint Cup, ya que en sus años de estudiante en la secundaria fue la capitán del equipo de golf y estuvo clasificada entre las mejores 100 golfistas del país en su momento.

El trabajo de una MIss Sprint Cup va mucho más allá de posar en las fotos en el Victory Lane al final de las carreras.

El equipo de embajadoras registró más de 45,000 millas de viaje en 2013 para promover las actividades de la NASCAR entre los fanáticos.

Además, están presentes durante todo el fin de semana de las carreras en los garages para crear interactividad con los fanáticos a través de las redes sociales.

Madison Martin trabajó como reportera-estudiante en el Richmond International Raceway, donde se enamoró de la NASCAR.