Noticias y medios


Top 10: Pilotos sin un título de la NASCAR

diciembre 21, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

Martin

Verdaderas leyendas a las que solo les faltó un campeonato

Estas últimas semanas del 2013 han sido de celebración para Jimmie Johnson, quien esta temporada ganó su 6to. título de la Sprint Cup Series y quedó a uno de entras al exclusivo club de los 7 campeonatos.

Pero los campenatos no son necesariamente el único sinómino de grandeza. Hay pilotos con méritos suficientes para entrar al Salón de la Fama de la NASCAR, pero que por una u otra razón jamán han podido ganar un título.

Este es el Top 10 de esos pilotos:

10. Geoffrey Bodine

El mayor de la familia Bodine ganó 58 carreras solo en 1978 en series de autos modificados antes de debutar en la NASCAR. Aunque la mayoría lo recuerda por sobrevivir un espectacular accidente en la Camping World Truck Series en 2000, sus números hablan por sí solos: Logró la primera victoria para el equipo Rick Hendrick, cuando era dueño de la desaparecida All-Star Racing, en 1984 en Martinsville. En total, logró 18 victorias en la NASCAR, incluyendo la Daytona 500 en 1986. El año en que estuvo más cerca del título fue en 1990, cuando quedó 3ro. muy lejos de Dale Earnhardt, quien se coronó esa temporada.

9. Tim Richmond

Se convirtió en estrella de la NASCAR en 1986 al ganar ocho veces y terminar en 3er. lugar detrás de Earnhardt y Darrell Waltrip. Todo mundo pensó que eso había sido solo el principio de una gran carreras, pero al año sigueinte no pudo participar en la Daytona 500 por una supuesta neumonía. Regresó para ganar otras dos carreras, pero murió en 1989 a los 34 años, cuando lo que había sido un rumor se confirmó en su certificado de defunción: Tenía SIDA. Su carrera fue corta, pero espectacular, con 13 victorias en solo 185 carreras.

8. Denny Hamlin

Con apenas un par de detalles en otra dirección, Denny Hamlin ya podría tener un par de campeonatos de la Sprint Cup; como el día en que se quedó sin gasolina en 2010 en Phoenix, o cuando tuvo una falla eléctrica en Martinsville en 2012 a cuatro carreras del final del calenadario. Y si no se hubiera fracturado la espalda en 2013... Hamlin ha dado muestras de su calibre de campeón, a pesar de que solo tiene 23 victorias y tres finales dentro del Top 5. La buena noticia para él es que estará de vuelta en 2014 y con solo 33 años, todo puede pasar.


7. Fred Lorenzen

No por nada lo llamaban "Fast Freddy". Fue la primera estrella en las pistas cortas. Logró 23 victorias, incluyendo la Daytona 500 en 1965. Pero como otros pilotos de la NASCAR de la época, no terminó esa temporada, por ir a competir a otras series donde ganaba más dinero. Su mejor posición final fue en 1963, cuando compitió en 29 de 55 carreras, con seis victorias y 21 finales en el Top 5 para terminar en 4to. puesto, adelante de Ned Jarrett, quien corrió en 24 pruebas más. Si hubiera completado más de una temporada, su nombre estaría inscrito entre los campeones.

6. Ricky Rudd

Conocido coo "Ironman" por su récord de 788 carreras consecutivas, ganó 23 veces, incluyendo por lo menos una por aó en 16 temporadas al hilo. Manejó para los equipos de Richard Childress, Bud Moore y Rick Hendrick, y durante seis temporadas como dueño de su propio auto, lo que al final limitó sus posibilidades ante los equipos establecidos con mayor patrocinio. Regresó a manejar para un equipo con Robert Yates y tuvo sus mejores temporadas, incluyendo la de 1991, cuando quedó 2do., detrás de Earnhardt.

5. Kyle Busch

Esta en la lista corta de pilotos con mayor talento natural, que lo muestra todos los fines de semana, pero no ha logrado cuajarlo para ser campeón. Terminó en 4to. lugar la temporada 2013, tras verse involucrado en accidentes y sufrir por fallas mecánicas. Su mejor temporada hasta ahora fue la de 2008, cuando ganó ocho veces, pero abrió el Chase por la Sprint Cup con fallas mecánicas. No ha ganado una carrera del Chase desde 2005, cuando ni siquiera era candidato al título. Solo tiene 28 años y claramente es uno de los mejores de la NASCAR, así que un campeonato podría ser solo cuestión de tiempo.


4. Davey Allison

El hijo del campeón Davey Allison, parecía destinado a seguir su grandeza. Tenía solo 32 años cuando logró su victoria 19 en la NASCAR. Fue en la primavera de 1993 en Richmond. La tempodada anterior había terminado en 3er. puesto detrás de Bill Elliott y el campeón Alan Kulwicki. Sin embargo, su grandeza nunca maduró. El 13 de julio de 1993 sufrió un accidente cuando el helicóptero en que viajaba se desplomó en la pista de Talladega y murió por lesiones en la cabeza. Más de 20 años después, la familia NASCAR recuerda esa tragedia y lamenta haber perdido a un campeón que nunca lo fue.

3. Fireball Roberts

Una de las primeras estrellas de la NASCAR, Glenn "Fireball" Roberts dominaba en las pistas largas y logró 7 de sus 33 victorias en Daytona. Pero como muchos otros pilotos de esa era, prefería las carreras en las que podía ganar más dinero. Su mejor final fue en 1950, cuando terminó 2do. en el primera año de la máxima serie de la NASCAR tras competir en solo 19 carreras. El calendario creció considerablemente después de eso y nunca volvió a tener posibilidad de campeonar. Sufrió un grave accidente en 1964, del que salió con quemaduras sobre 75 % de su cuerpo. Murió cuando solo tenía 35 años, sin haber ganado un campeonato.


2. Mark Martin

El rey del talento y la longevidad, Mark Martin aprovechó su excelente estado físico para competir la máximo nivel de la NASCAR más allá de sus 50 años. Ganó 40 carreras y quedó cinco veces en 2do. lugar al final de la temporada. Quizá la temporada más dolorosa fue la de 1990, cuando fue penalizado con la deducción de 46 puntos, lo que escencialmente le entregó el título a Earnhardt, quien ganó con ventaja de 26 puntos. Ganó cinco carreras en 2009 y volvió a terminar en 2do. lugar, esta vez detrás de Jimmie Johnson. En 2013 corrió para Michael Waltrip Racing y anunció que se retiraba como piloto de tiempo completo.

1. Junior Johnson

Lo hizo todo; fue piloto, Jefe de Equipo, mecánico, asistente, dueño de equipo, lo que le permitió entrar al Salón de la Fama. Ganó 50 carreras en 14 temporadas, hasta su retiro en 1966. Fue otro de los pilotos que no competía a tiempo completo en la NASCAR por hacerlo en otras carreras con premios más jugosos. En 1965, por ejemplo, ganó 13 carreras, las mismas que el campeón de esta temporada, Ned Jarrett, pero solo compitió en 36 de las 55 fechas del calendario, y terminó 12 puntos atrás en la Clasificación de Pilotos. Nunca terminó más allá del 6to. puesto.

       

%>