Noticias


Un vistazo a la temporada 2013 de Ryan Newman

diciembre 23, 2013, Holly Cain, NASCAR.com

Luego de una temporada de montaña rusa, Newman está listo para un 2014 estable 

La temporada 2013 de Ryan Newman fue una lección en el manejo de las emociones y de la perseverancia.

En tan sólo dos meses, durante el verano, el ganador de la Daytona 500 de 2008 pasó de averiguar que su contrato con Stewart-Haas Racing no sería renovado a ganar desde la Pole Position uno de los eventos más emblemáticos del deporte motor, la Brickyard 400.

Un mes más tarde, tuvo que soportar la gran decepción de perder el último boleto del Chase por la Sprint Cup para luego ser reintegrado a la lista de contendientes, como resultado de la sanción que la NASCAR dio a Michael Waltrip Racing por sus acciones en la carrera de Richmond.

Si alguien necesita un descanso este invierno, es Newman, quien después de todo ese drama no sólo terminó de 11ro. en la tabla de posiciones, sino que también se encuentra a la expectativa de conseguir un buen auto con Richard Childress Racing para el 2014. 

“Sin duda alguna, lo que no te mata te hace fuerte”, dijo Newman. “Ha sido un año con bajas y altas en diferentes aspectos: en mi carrera, en los eventos, en el Chase, en todo eso”.

Por supuesto, en lo más alto de su temporada se encuentra la Pole Position No. 50 de su carrera como piloto de la Sprint Cup Series, conseguida durante la clasificación de la Brickyard 400. Además, Newman completó esta hazaña alcanzando la victoria sobre el Indianapolis Motor Speedway y ante miles de aficionados de su estado natal.

Esta victoria marcó la 4ta. temporada consecutiva de Newman ganando en al menos un evento. Así también, se unió a la corta lista de pilotos, compuesta por Jimmie Johnson, Jeff Gordon, Kevin Harvick y Jamie McMurray, quienes han salido victosiosos de las dos carreras más importantes de la NASCAR, la Daytona 500 y la Brickyard 400.

“Estabamos esperando un momento especial para que sucedieran todas estas cosas, como la tormenta perfecta”, bromeó Newman luego de haber ganado en Indianápolis. “Me despidieron hace un par de semanas, regresamos aquí, ganamos la pole, ganamos la carrera. Todo es debido al duro esfuerzo. Es porque ellos (su equipo) no se han rendido. Ellos quieren ganar tanto como yo”, agregó.

Y eso continuó siendo evidente a manera que Newman luchaba por un puesto en el Chase por la Sprint Cup. Su 3er. lugar en Richmond parecía ser lo suficientemente bueno para entrar en la lista de los 12 contendientes. Sin embargo, Newman quedó empatado en puntos con Martin Truex Jr. por el último boleto y éste último lo superaba en número de carreras terminando entre los cinco primeros puestos.

Luego que se diera a conocer que los resultados de la carrera habían sido “manipulados” por Michael Waltrip Racing, la NASCAR decidió sacar a Truex del Chase para ceder el lugar a Newman. Se trató de un movimiento sin precedentes, que también incluyó a Jeff Gordon como el piloto No. 13 a la lista que normalmente se encuentra compuesta por 12 miembros.

Newman ganó una Pole Position y logró terminar entre los 10 primeros puestos en seis ocasiones durante la etapa del Chase. Desafortunadamente, esto no le fue suficiente para terminar dentro del Top 10 en la tabla de posiciones.

Ahora, Newman se encuentra a la espera de comenzar las actividades del 2014 a bordo del Chevrolet No. 31 de Caterpillar/Quicken Loans para el equipo Richard Childress Racing.

“Todos estamos muy ansiosos por lograr una gran temporada”, dijo Newman.