Noticias


Un vistazo a la temporada 2013 de Kyle Busch 

diciembre 26, 2013, Zack Albert, NASCAR.com

Luego haber tenido un rendimiento opaco en el 2012, Busch entró al Chase en el 2013 y terminó de 4to. en la tabla de posiciones 

En la temporada 2013, Kyle Busch logró cuatro victorias para Joe Gibbs Racing, terminó en el 4to. puesto de la tabla de posiciones y regresó al Chase por la NASCAR Sprint Cup, luego de haberse perdido la postemporada del 2012. Pero aún con estos logros, el piloto de 28 años de edad quedó lejos del punto de referencia establecido por el seis veces campeón de la serie, Jimmie Johnson.

“Es tan difícil, pero será gratificante cuando lo hagamos porque es un deporte muy difícil de ganar”, dijo Busch. “Para competir al nivel que Jimmie tuvo este año en todo el Chase, no hay nada más que hacer para vencer a un tipo así. Tienes que ganar un par de carreras, terminar entre los 10 primeros lugares cada semana… es decir, su peor carrera en la que quedó de 13ro. (en el Chase) es simplemente irreal”.

“Todos tenemos que mejorar. Mi equipo completo tiene que mejorar – yo, Dave Rogers (jefe de equipo), nuestros ingenieros, todo nuestro grupo de ingeniería, todos tenemos que mejorar para estar en el lugar del 48 al final”, agregó Busch.

Su mejoría en el 2013 fue un repunte notable de la decepción del 2012. Busch se recuperó rápidamente de un fallo en el motor en la carrera de apertura en Daytona y de los mediocres resultados de la semana siguiente en Phoenix con una racha de cinco eventos terminando en el Top 5, incluyendo las victorias logradas en el Auto Club Speedway y el Texas Motor Speedway para ubicarse en la 2da. posición de la tabla de puntos.

Pero las siguientes cinco carreras de Busch no tuvieron el mismo final, con un accidente en Kansas y muy poca suerte en la Coca-Cola 600 de Charlotte. En la carrera más larga de la NASCAR, Busch iba conduciendo cuando de repente su auto golpeó contra un cable de televisión que se había roto y caído sobre la pista. Su equipo JGR trabajó febrilmente para reparar los daños del No. 18, sólo para que el motor expirara después a mitad del camino.

En la segunda mitad de la temporada regular, Busch recuperó el ritmo, alcanzando la victoria en Watkins Glen y Atlanta. Una vez reiniciada la clasificación para el Chase, Busch ocupó la 2da. plaza, pero aunque sólo en una ocasión terminó fuera del Top 15, no le fue suficiente para alcanzar a Jimmie Johnson, Matt Kenseth o Kevin Harvick.

“Siento que fuimos mejores que Harvick todo el año”, dijo Busch. “Debimos de haber terminado mejor que él. Obviamente, me hubiera gustado haber estado más cerca de los dos primeros, pero tuvieron un buen Chase. Fueron competitivos, fueron rápidos y no parecía que teníamos suficiente de lo que necesitábamos en la pista para terminar mejor”.

Lo positivo es que con un enfoque renovado en esta temporada, Busch siguió adelante y consiguió su mejor final en la tabla de posiciones desde que llegó al equipo de Joe Gibbs Racing. Ahora espera con ansias el inicio de la próxima temporada.