Noticias


¿Qué atletas podrían hacer el crossover a la NASCAR?

diciembre 29, 2013, NASCAR.com

¿Qué atletas podrían hacer el crossover a la NASCAR?
Una respuesta a la controversia sobre si los pilotos son "verdaderos atletas"

Donovan McNabb, el ex quarterback de los Philadelphia Eagles de la NLF, volvió a encender la controversdia sobre si el automovilismo es un verdadero deporte y si los pilotos son verdadero atletas, al hablar sobre el seis veces campeón de la NASCAR Srpint Cup, Jimmie Johnson, quien por cierto, quedó 3ro. en la votación del Atleta del Año 2013 de la agencia noticiosa The Associated Press (AP).

Ambos han intercambiado mensajes a través de sus cuentas en las redes sociales. Johnson dio la más reciente estocada al referirse al 3er. puesto en la votación de la AP (detrás de Lebron James del Miami Heat de la NBA y Payton Manning de los Broncos de Denver de la NFL), con el siguiente copmentario en su cuenta de Tweeter: "nada mal para un NO atleta".

Por ahora, solo hay algunos miembros de equipos de pits que tienen algún antecedente en otros deportes, como Aaron Walker, qiuen fue la 5ta. selección del draft de la NFL de los San Francisco 49ers en 2003 y trabajó con el equipo  Penske Racing en la Nationwide Series y con el auto No. 7 de la NASCAR Sprint Cup Series de Tommy Baldwin Racing, la temporada pasada.

Así que como una contribución al tema, habría que explorar si hay atletas - activos o en retiro -, que podrían dar la talla en alguna de las tres series nacionales de la NASCAR.

Donovan McNabb, ex quarterback de la NFL
La lista no quedaría completa si no la encabezada la persona que inició la nueva ola de controversia sobre el tema. Jimmie Johnson, en lugar de responder con palabras, invitó a McNabb a hacer una prueba en la pista, tal como lo hizo alguna vez el súper estrella de la NBA, Shaquille O'Neal, al competir contra Dale Earnhardt Jr. en una pista corta. Tras esa experiencia, O'Neal dijo: "cualquiera que piense que estos muchachos no son atletas, está mal de la cabeza". Quizá eso es lo que le falta a McNabb para cambiar de opinión.

LeBron James, delantero del Miami Heat de la NBA
Fue elegido como el Atleta del Año por razones obvias y seguramente muchos de sus fans disfrutarían viéndolo practicar otro deporte. Por la determinación que muestra en el tabloncillo de la NBA, James seguramente sería un rival difícil de superar sobre la pista los fines de semana.

Hope Solo, portera de la Selección Nacional de Fútbol de Estados Unidos
Si Solo fuera piloto de la NASCAR, también sería una de las mejores entrevistas al final de las carreras. Solo se ha ganado una reputación como una atleta que no se muerde la lengua para decir lo que piensa y dependiendo de sus resultados, podría dar delcaraciones muy interesantes. Solo manejó el Pace CAr en el Indianapolis Motor Speedway en la carrera de la Sprint Cup Series en 2011 y seguramente se quedó con las ganas de conducir un auto de la Sprint Cup en una carrera.

Usain Bolt, Campeón Olímpico y Mundial de Atletismo
El llamado "Hombre Más Rápido del Mundo" ha ganado seis medallas de oro en los Juegos Olímpicos y sería entretenido ver lo que pudiera hacer en un auto de la NASCAR. El jamaiquino de 27 años, ya intentó algunas vez jugar fútbol, un deporte al que le podría sacar mucha ventaja a su velocidad. Pero al volante del auto, quizá tendría un reto más complicado.

Randy Johnson, ex pitcher de las Grandes Ligas de Béisbol
Tras su retiro de los montículos, Johnson ha sido visto tomando fotografías para su empresas Randy Johnson Photography, por lo que ciertamente tiene un interés en la velocidad. Pero con una estatura de 6 pies y 10 pulgadas, quizá su mayor problema sería entrar a un auto de la NASCAR. Sin embargo, la sola idea de comparar su lanzamientos de 100 millas por hora desde un montículo, traducida a una pista de carreras, hace volar la imaginación.

Muggsy Bogues, ex jugador de la NBA
Bogues jugó para Wake Forest University y luego para los Charlotte Hornets en la NBA, cuya sede es North Carolina, donde está una de las pistas más importantes de la NASCAR y tan solo por tratarse de un héroe local, su presencia en la NASCAR seguramente atraería a miles de fanáticos. Además, con su estatura de 5 pies y tres pulgadas, que no era prototípica para la NBA, es perfecta para conducir un auto de la NASCAR.