Noticias y medios


Un vistazo a la temporada 2013 de Matt Kenseth

diciembre 30, 2013, David Caraviello, NASCAR.com

Logró el 2do. lugar del campeonato en la que fue su 1ra. temporada con Joe Gibbs Racing

Matt Kenseth estaba prácticamente seguro que no volvería a tener otra oportunidad de ganar el título de la NASCAR Sprint Cup Series.

Esa era su forma de pensar hace un año y medio en Roush Fenway Racing, donde fue un piloto muy sólido pero que creía que no tenía la velocidad necesaria semana a semana para aspirar a la corona al final de la temporada. Pero de pronto las circunstancias intervinieron y la decisión de Roush en promover al dos veces campeón de la NASCAR Nationwide Series, Ricky Stenhouse Jr., no dejaron lugar a Kenseth, quien fue recibido por el equipo de Joe Gibbs Racing con el auto No. 20.

El resultado fue una transformación total, con Kenseth logrando la mejor temporada de su carrera. Claro, Kenseth quedó de 2do. a 19 puntos de Jimmie Johnson, pero toda la experiencia fue una que no pensó que sería posible. 

“Honestamente, estaba 95 por ciento seguro que no volvería a tener esa oportunidad de nuevo”, dijo Kenseth. “No me refiero a esto como una falta de respeto ni nada de eso, pero estaba casi 100 por ciento seguro que nunca íbamos a ser lo suficientemente rápido semana a semana para vencer a alguien como el 48 (equipo de Johnson) y ganar otro campeonato. Este año pudimos haberlo hecho”.

Desde el inicio, estaba claro que Kenseth sería un gran contendiente. Corrió bien en el Daytona 500 hasta que su motor expiró, ganó en Las Vegas y siguió cosechando victorias a lo largo de la temporada. Antes de esta temporada, el récord personal de Kenseth había sido de cinco victorias, impuesto en el 2002. Esta marca la igualó en Bristol en agosto y luego se convirtió en el 3er. piloto en quedarse con la corona de los dos primeros eventos del Chase.

El paso a Joe Gibbs Racing incluso ayudó a Kenseth a mejorar su rendimiento en pistas como las de New Hampshire y Martinsville, aunque también hubieron eventos en los que todo el equipo no estuvo fino.

Una de las carreras que aún fastidia a Kenseth es la penúltima de la temporada celebrada en Phoenix, donde no pudieron poner a punto el auto No. 20 y terminaron en un 23er. lugar que ayudó a Johnson a asegurar el título. Él y su jefe de equipo Jason Ratcliff no encontraron razón alguna sobre qué pudo haber causado la peor actuación de Kenseth lejos de los errores mecánicos o de los accidentes.

Aún así, Kenseth estuvo muy cerca de convertirse en campeón durante su 1er. año en un nuevo equipo. Y por eso no es de extrañarse que Kenseth no quería que la temporada llegara a su fin.

“Para mí, cuando estás corriendo bien, de alguna manera no quieres que la temporada termine”, dijo Kenseth en Homestead. “Quieres seguir yendo a la pista”, agregó.

Dado el éxito del que Kenseth disfrutó en esta temporada 2013, es fácil entender por qué no quería que se terminara.

%>