Noticias


Top 10: Los momentos más memorables del 2013 en la NASCAR

enero 03, 2014, Brad Norman, NASCAR.com

Top 10: Los momentos más memorables del 2013 en la NASCAR
La elección de los editories de NASCAR.com

Récords, suspenso, historia, un auto nuevo, una pista de tierra y un escándalo como nunca se había visto.

Sin duda que el 2013 fue un año memorable para las tres series nacionales de la NASCAR, que bien vale la pena recordar antes del inicio de otra temporada.

10. Jason Lefflet muerto en un accidente

Jason Leffler quizá no era la más grande estrella de la NASCAR, pero a sus 37 años era alguien que simplemente amaba el automovilismo. Participó en 432 carreras de las series nacionales de la NASCAR, incluyendo 73 en la NASCAR Sprint Cup Series. La última fue en Pocono en 2013.

Además de la NASCAR, Leffler disfrutaba de las competencias de "sprint cars" y fue justamente en una de esas carreras que encontró la muerte el 12 de junio en New Jersey.

Pero más allá del automovilismo, el verdadero amor de Leffler fue su hijo Charlie Dean, quien según sus amigos le cambió la vida por completo cuando nació. Tras su muerte, se creó el fideicomiso Charlie Dean Discretionary Trust Fund con el apoyo de varios pilotos, incluyendo Kasey Kahne, quien quiere preservar la memoria de su amigo.

9. El Auto Gen-6

El auto que tomó más de dos años en ser desarrollado fue la verdadera estrella de la Sprint Cup. Y qué mejor evidencia que las estadísticas:

Se establecieron 19 récords de velocidad para la Pole Position por 11 pilotos diferentes, el promedio de margen de victoria fue de 1.267 segundos, el más bajo en ocho años y 20 carreras se decidieron por menos de un segundo de diferencia.

Y todo eso, solo en el primer año de competencia del Auto Gen 6, por lo que se esperan muchas y mejores cosas nuevas en el 2014.

8. Para la historia

Sucedió en el Martinsville Speedway, quizá la pista más histórica de la NASCAR, donde Darrell Wallace Jr. se convirtió en el primer piloto afroamericano en ganar una carrera en una serie nacional de la NASCAR, el 26 de octubre dentro de la NASCAR Camping World Truck Series.

Cuando Wallace Jr. se dio cuenta de la magnitud de su victoria, no pudo contener el llanto.

7. Regreso a las raíces

Bajo una agradable tarde de sol y a tribunas llenas, el Eldora Speedway fue el escenario de otra histórica carrera en julio, cuando la NASCAR Camping World Truck Series compitió sobre la tierra por primera vez en 40 años, cuando Richard Petty ganó en el North Carolina State Fairgrounds.

El regreso a la tierra en la pista propiedad de Tony Stewart cumplió con las expectativas y cuando cayó la bandera a cuadros, Austin Dillon le robó la victoria a Kyle Larson en un final para la historia.

"Esto es especial", dijo Dillon.

Todo mundo estuvo de acuerdo.

6. El regreso del No. 3

El legendario No. 3 regresará a la NASCAR Sprint Cup Series en 2014, tras el anuncio realizado por Richard Childress Racing en diciembre, cuando dijo que el flamante campeón de la NASCAR Nationwide Series, Austin Dillon, tendrá ese privilegio.

El No. 3 fue visto en un auto de la Sprint Cup Series desde la Daytona 500 en 2001, cuando Dale Earnhardt estaba el volante del auto con que logró 67 de sus 76 carreras, y murió en un accidente casi al final de la carrera.

Los fanáticos de Earnhardt respondieron al anuncio con declaraciones de alegría y enojo por igual. Dale Earnhardt Jr. aprobó la decisión al decir que era algo bueno para la NASCAR dar paso a las nuevas generaciones.

Dillon por su parte, reaccionó a la altura de las circunstancias.

"Es una enorme responsabilidad", dijo.

5. Por buen camino

Danica Patrick completó su temporada de novata en la NASCAR Sprint Cup Series y aunque no logró todos los resultados que hubiera deseado, nadie podrá olvidar lo que hizo en la Daytona 500 al inicio de la temporada.

Tras volar sobre la pisra en las prácticas, Patrick logró el mejor tiempo de clasificación al volante de us Chevrolet No. 10 de GoDaddy, para convertirse en la primera mujer en ganar la Coors Light Pole Position. Además, terminó en el 8vo. puesto, que fue su único Top 10 del 2013.

4. Final antes de tiempo

El área de los garages perdió un poco de su bullicio para el último tercio de la temporada, cuando el veterano Tony Stewart, quedó fuera de acción tras sufrir una doble fractura en la pierna derecha durante una carrera de "sprint cars", por lo que no pudo participar de las úlitmas 15 carreras del 2013.

Tras una serie de operaciones y un largo trabajo de rehabilitación, se espera que Stewart esté al volante del No. 14 para la Daytona 500.

3. Llegó el 6to.

Jimmie Johnson logró su primer campeonato tras dos temporadas de sequía, una eternindad al considerar que sus primeros cinco títulos los ganó en forma consecutiva del 2006 al 2010.

Con seis títulos, el piloto de Hendrick Motorsports quedó en la antesala de la leyenda, solo detrás de Richard Petty y Dale Earndhardt, quienes tienen siete.

Tuvo una excepcional actuación en el Chase por la NASCAR Sprint Cup, con dos victorias y siete finales en el Top 5.

2. El 13 sin precedentes

El 13 fue el verdadero número de la suerte para Jeff Gordon en 2013, ya que en una decisión sin precedentes, fue aceptado como el piloto No. 13 en el Chase por la Sprint Cup, tras el escándalo de la última carrera de la temporada regular en Richmond, donde los pilotos de Michael Waltrip se coludieron para tratar de alterar el resultado de la carrera.

En un anuncio sin precedentes, Brian France, el Presidente y Director Ejecutivo de las NASCAR dijo que hubo tantos factores negativos en contra de Gordon, que la única opción justa era agregarlo al Chase.

"Tengo la autoridad para hacerlo", dijo France. "Es lo correcto".

1. La noche de Richmond

Todo comenzó con lo que parecía un simple patinazo en la pista.

El Toyota No. 15 de Clint Bowyer perdió el control casi al final de la carrera en Richmond, lo que provocó una bandera amarilla y obligó a los equipos a entrar a pits, lo que alteró el orden y la clasificación al Chase por la NASCAR Sprint Cup.

El final de la carrera, sin embargo, fue solo el principio. Bowyer fue acusado de perder el control en forma deliverada y su compañero de equipo en Michael Waltrip Racing, Brian Vickers, paró a pits después que se levantó la bandera amarilla, tras una peculiar conversación por radio con eu equipo.

Al final de la carrera, Ryan Newman, quien lideraba la carrera antes del derrape de Bowyer, quedaba fuera del Chase, y Martin Turex Jr., el otro piloto de Michael Waltrip Racing, se clasficicaba.

Todo cambió tras un par de días de investigaciones.

Los tres pilotos de Michael Waltrip Racing perdieron 50 puntos en la Clasificación de Pilotos, lo que dejó a Truex Jr. fuera del Chase y le devolvió el puesto a Newman.

NASCAR multó al equipo en $300,000 por "intentar manipular el resultado de la carrera", según las palabras de Robin Pemberton, Vicepresidente de Competencias de la NASCAR.

Bowyer terminó el año en las sombras, Michael Waltrip Racing perdió a su principal patrocinador y Truex Jr, su puesto en el equipo. Luego fue firmado por Furniture Row Racing.

La NASCAR implementó nuevas reglas para que los equipos den el "100% en todo momento" que entraron en vigor para la primera carrera del Chase en Chicagoland.