Noticias y medios


Brad Keselowski será más selectivo con sus palabras

febrero 15, 2014, Kenny Bruce, NASCAR.com

El piloto del equipo Penske se mantiene firme con sus creencias

DAYTONA BEACH, Fla. -- Brad Keselowski, campeón de la NASCAR Sprint Cup Series 2012, sigue siendo pertinaz. Puede que el método para darse a entender haya cambiado, pero el piloto del equipo Penske se mantiene firme en sus convicciones.

“No tengo un bozal en mi cara ahora, pero tal vez debería de tenerlo”, dijo Keselowski. “Estoy en una posición cada vez más difícil como campeón de este deporte, tratando de transmitir la fuerte situación y salud de este deporte, la cual no es terrible aunque siempre podría ser mejor”, agregó.

Su visión de cómo lograrlo no siempre ha sido avalada por los responsables. La temporada 2013 apenas había comenzado cuando se encontró en una posición prominente con la alta dirección para cuestionar públicamente el modelo de negocio de la NASCAR.

“Creo que un buen número de canales se han abierto dentro de la NASCAR en los últimos seis u ocho meses que me han dado la posibilidad de no tener que ir a los medios de comunicación para lograr que se haga algo”, dijo Keselowski.

Keselowski no pretende ser perfecto o siempre estar en lo correcto, pero tampoco pretende contenerse cuando sea cuestionado, incluso cuando su honestidad sea acompañada de un precio.

“¿Hay cosas que yo podría hacer mejor? Absolutamente”, dijo Keselowski. “Sin embargo, los errores es lo que construye tu personalidad y ayudan a convertirte en la persona que eres y de la que puedes aprender. Así que sólo son errores si no creces y no aprendes de ellos”, agregó.

Keselowski afirma que su actuación en la temporada 2013 no se vio afectada por sus francas evaluaciones al deporte, una temporada en la que no pudo clasificarse al Chase por la NASCAR Sprint Cup luego de haberlo ganado todo.

Con la victoria lograda en el Charlotte Motor Speedway en el otoño, Keselowski llegó a un total de 10 en su carrera, pero eso sólo fue una pequeña consolación. Un año que inició con un fuerte rendimiento terminó con la 14ta. plaza de la tabla de posiciones.

“Definitivamente no fue un buen rendimiento”, dijo Keselowski. “Pero eso fue el año pasado. Así como lo que hice en el 2012 no contó para el 2013, lo que hice en el 2013 no cuenta para el 2014”, agregó.

%>