Noticias


Dale Earnhardt Jr. nunca perdió el deseo de ganar

febrero 25, 2014, Por Seth Livingstone, NASCAR.com

Está disfrutando al máximo con su 2da. victoria en la Daytona 500

DAYTONA BEACH, Florida – Dale Earnhardt Jr. espera que su espectacular victoria en la Daytona 500 el domingo pasado ponga fin a las dudas sobre su deseo de ganar.

“Creo que la gente ha subestimado cuánto me importa cumplir y ganar”, dijo Earnhardt Jr. el martes en una teleconferencia con miembros de la prensa de todo el país como parte de la gira de celebración que incluyó escalas en New York para los shows nocturnos de televisión y en Bristol, Connecticut, la sede de ESPN.

“Cuando las cosas no me estaban saliendo bien la gente decía que yo estaba ‘sobre valuado’ y que no tenía el ‘instinto asesino’ – la pasión por manejar cuando la necesitaba”, agregó Earnhardt Jr. cuya primera victoria en la Daytona 500 ocurrió en 2004. “Decían que no tenía suficientes deseos por ganar.

“Nunca me ha molestado que digan que estoy ‘sobre valuado’ porque ese es un término demasiado amplio, pero sí cuando cuestionan mi determinación, mi deseo y mi hambre. Crecí rodeado por este deporte y lo amo a muerte. Haría cualquier cosa por la NASCAR, por el bien del deporte. Sacrificaría cualquier cosa. Así que cuando las cosas no salen bien, te enojas y decepcionas.

“Si ven lo feliz que estaba luego de ganar la carrera [el domingo], se darán cuenta de cuánto lo deseaba y cuánto importa para mi. Y ahora nadie puede cuestionar mi instinto asesino, mi deseo de ganar o cómo lo quieran llamar”.

Tan jubiloso como cuando estuvo en Victory Lane, Earnhardt Jr. entró al centro de prensa de Daytona pasada la medianoche del domingo al lunes con un entusiasta “Woo-Hoo!” 

Obviamente, tenía claro que entre sus 20 victorias en la Sprint Cup, esta tiene un significado especial. Significa que está de vuelta en la cima.

El piloto de las NASCAR más popular durante 11 años consecutivos, Earnhardt Jr. tiene tres victorias desde 2006 y terminó 25to. en la Clasificación de Pilotos en 2009 y 21ro. en 2010. En el 2013 subió al 5to. puesto y logró 22 posiciones finales dentro del Top 10, la mayor cantidad de su carrera, lo que lo volvió a colocar en la lista de candidatos al título.

“He vuelto a ser validado”, dijo. “Estoy en un buen sitio. Tengo mis prioridades en orden y siento que estoy empezando una temporada que puede ser algo muy especial”.

El martes, agradeció por la paciencia, no solo a los fanáticos, muchos de los cuales ahora lo siguen en su cuenta de Twitter, pero a los dueños del equipo y a sus compañeros. Ahora siente que ha completado un círculo.

“Espero que los fanáticos estén disfrutado esta victoria tanto como yo”, agregó al comprar a sus seguidores con aquellos de otros deportes que han sufrido durante años esperando una victoria, como le pasa a él mismo.

“Yo soy fan de los Washington Redskins [en la NFL]”, dijo Earnhardt Jr. “Son una franquicia histórica que no ha ganado un Super Bowl desde 1991. [Sus fans] han sufrido durante los años turbulentos y cada año entre temporada y temporada siguen los cambios y esperan que sean los suficientes para darle la vuelta a las cosas. Aún si no sabes mucho del nuevo Coach, aún si cuestionas los cambios, pones tu fe en el equipo porque los quieres ver ganar. Y cuando eso pasa finalmente, cuando finalmente ganan juegos y llegan a los Play Offs, entonces celebras”.

Earnhardt Jr. dijo que gracias a los cambios que su equipo Hendrick Motorsports le hizo a su Chevrolets, empezó a sentir que las cosas mejoraban al final de la temporada pasada.

“Los autos que manejé en el Chase eran muy superiores comparados con cualquier otro que he sacado del garaje [de Hendrick]”, explicó. “Estamos fabricando autos nuevos. Hemos obtenido mucha información y entendimiento sobre cómo mejorar nuestros autos desde el inicio del año y hemos logrado aplicar las adiciones a un vehículo. Eso se nota en nuestro desempeño.

“En Homestead, terminamos la temporada con un auto fuerte, lo que hizo maravillas a nuestra confianza. Eso se ha notado en la forma en que hemos empezado esta temporada. Ahora tenemos una situación excelente. Nuestro equipo está en la posición perfecta para capitalizar en nuestro último año con el [Jefe de Equipo] Steve Letarte.”

Earnhardt Jr. dijo el domingo en la noche que la carrera después de la interrupción por lluvia de 6 horas y 21 minutos, vivió algunos de los momentos de competencia más intensos que ha vivido y que estaba ansioso de ver las repeticiones.

“Estoy ansioso por ver el video y cuando lo haga, probablemente lo veré tres veces seguidas”, agregó.

“No sé lo que estaba pasando, pero fue eléctrico. Sé que eso es lo que quiere la NASCAR. Se sintió muy diferente a cualquier otra carrera en la que yo haya participado. El nivel de intensidad estaba al máximo sostenido. Los pilotos se estaban retro-alimentando unos a otros. Fue algo realmente extraño”.

Earnhardt Jr. cree que la interrupción por lluvia del domingo pude haber sido una bendición que nadie esperaba ya que se tradujo a que el fin de la carrera se dio durante el Prime Time en televisión, lo que pudo haber dado un impacto positivo a la NASCAR, tal como sucedió cuando la Daytona 500 se transmitió por televisión por primera vez en 1979.

“Creo que encendimos a mucha gente el domingo”, agregó.

 Earnhardt Jr. dijo que supo afrontar el largo retraso por la lluvia en la comodidad de su casa móvil y que se pudo relajar, dada la certeza de que la carrera se iba a reanudar después de las 8 PM.

“Me puse unos pantalones cómodos, me tiré al sofá y comí dulces”, agregó. “Jugué con los perros, hablé con mi novia y comí algo de comida chatarra, más o menos lo que hago cualquier domingo cuando estoy libre”.

Con un lugar asegurado para el Chase por la Sprint Cup prácticamente asegurado para esta temporada, Earnhardt Jr. ni siquiera mencionó la posibilidad de que la gira de celebraciones pudiera afectar su preparación para la segunda carrera de la temporada el domingo en Phoenix.

“Este tour es una forma de sacar la presión”, dijo. “No sé cuánto lo he asimilado. Esto me ha dado la oportunidad para celebrar con mi equipo y para reconocer el crédito que cada uno merece. Estoy disfrutando una oportunidad única en la vida, no solo poder ganar una carrera enorme, sino también celebrar hablándole a todo el mundo sobre eso”.