Noticias


La combinación Harvick-Childers comienza a dar frutos

marzo 03, 2014, David Caraviello, NASCAR.com

Harvick luego de conseguir la victoria en Phoenix: 'El cielo es el límite para este equipo'

AVONDALE, Ariz. -- Rodney Childers, el Jefe de Equipo del auto No. 4 de Stewart-Haas Racing, se encontraba de pie sobre su casa móvil en un día helado del mes diciembre en el Charlotte Motor Speedway, preparándose para que Kevin Harvick diera sus primeras vueltas en la prueba que determinaría el paquete de reglas para los autos de la Sprint Cup Series. El auto que Childers había llevado tenía a penas un año de haber sido construido y se sentía nervioso, puesto que sabía que serían o muy buenos o muy malos, sin intermedios.

En solo el inicio de la prueba, Harvick registró una vuelta una décima de segundo más rápido de lo anticipado y ese fue el el preciso momento en el que el nerviosismo abandonó el cuerpo de Childers, sabiendo de qué lado de la balanza se encontraban. Luego llegó la 2da. jornada de la temporada 2014 de la Sprint Cup donde pudieron confirmarlo.

Harvick consiguió la bandera a cuadros sobre el Phoenix International Raceway luego de haber liderado la carrer durante 224 vueltas. El piloto de Stewart-Haas Racing incluso dominó las dos sesiones de prácticas del sábado, dando sin duda alguna una valiosa lección al resto de los equipos.

“Fueron dos décimas (de segundo) más rápidos que cualquiera en las prácticas. Fueron simplemente fenomenales”, dijo Dale Earnhardt Jr, quien ganó la Daytona 500 y culminó detrás de Harvick en Phoenix.

Y durante la carrera, una y otra vez el pelotón se agrupaba en cada reinicio y una y otra vez Harvick lograba separarse.

“Nos vencieron a todos antes de llegar a la pista. Es una gran combinación. Estaban preparados para el fin de semana”, dijo Brad Keselowski. “Lo vimos cuando durante las pruebas, de que fueron dominantes. Lo demostraron cuando llegaron a la pista para la carrera. Creo que veremos grandes cosas de ese equipo. Se parecen mucho a lo que el auto No. 20 (de Matt Kenseth) hizo el año pasado. Tienen el síndrome de la luna de miel en marcha y están tomando ventaja de ello”, agregó.

Lo más asombroso es que tan sólo  se trata del inicio.

“Gene (Haas) nos ha dado todos los recursos. Tony ha sido sólo un gran apoyo para todo lo que queríamos hacer. Rodney ha unido un grupo de chicos que creen en lo que estamos haciendo”, dijo Harvick. “Creo que a medida que pase el tiempo, el cielo será el límite para este equipo”.

Por su parte, Childers se mostró satisfecho con lo logrado hasta el momento y por el duro trabajo que ha desempeñado todo su equipo. Eso sí, Childers también está consciente de que la temporada es larga y para mantenerse en la cima requieren de mucho más trabajo.

“Sólo hemos construido autos rápidos. Hemos sido afortunados en todos los lugares a los que hemos ido. Todos en realidad son muy buenos en el garaje. Es difícil mantenerse en la cima y realmente difícil mantener al auto en modo competitivo. Así que sólo tendremos que seguir trabajando duro y con suerte mantendremos la ventaja”, dijo Childers.