Noticias


Daniel Suárez en la vía rápida hacia el estrellato

marzo 13, 2014, NASCAR Wire en español, NASCAR.com

El piloto más caliente de la NASCAR a la cabeza en dos países

La historia del piloto más caliente de la NASCAR, Daniel Suárez de la K&N Pro Series East, sería extraordinaria aún si no hubiese ganado sus tres primeras carreras del año - y cuatro eventos consecutivos en las categorías inferiores de la NASCAR que se remontan a la temporada pasada.

Suárez, de 22 años, no creció idolatrando a Dale Earnhardt o Richard Petty o Jimmie Johnson. De hecho, el nativo de Monterrey, México ni siquiera sabía que existía la NASCAR hasta que tuvo 17 años.

Ahora, Suárez está en racha... y en la vía rápida hacia el estrellato.

"En la NASCAR, las estrellas son expuestas, no se hacen, y él es una verdadera estrella de la serie," dijo su Jefe de Equipo, Skip Eyler. "Tiene todas las partes o más potencial que el campeón de la serie del año pasado (Dylan Kwasniewski, quien ahora corre en la NASCAR Nationwide Series). Creo que él tiene una mejor idea de las carreras de autos y no tiene miedo," agregó.

"Creo que es un buen candidato para las series superiores. No sé si incluso necesite pasar tiempo en las camionetas. Con lo que aporta desde el punto de vista personal, un punto de vista profesional, además de ser tan buen corredor, creo que tiene un enorme potencial - y así como pase más tiempo en los Estados Unidos, creo que sólo lo hará mejorar."

"Él es una verdadera estrella de la serie". - Skip Eyler, Jefe de Equipo de Daniel Suárez

Producto del programa Drive for Diversity de la NASCAR y actualmente corriendo al volante del Sunoco Racing Fuel Toyota de Rev Racing en la K&N Pro Series East, Suárez tiene intenciones de seguir el camino de Kwasniewski para correr en una de las series principales de la NASCAR — posiblemente la Nationwide Series — antes de que termine el 2014. 

Liderando 222 de las 300 vueltas para dominar las carreras de New Smyrna y Daytona al inicio de esta temporada, Suárez y Eyler celebrarán uno año de estar juntos este fin de semana en el Bristol Motor Speedway

Después de ganar en el 2013 la carrera de cierre de temporada de la NASCAR México Toyota Series para culminar en la 2da. posición de la Clasificación de Pilotos, Suárez también ganó la carrera inaugural de la serie en Phoenix, convirtiéndose en el único piloto capaz de conducir simultáneamente en dos series de la NASCAR desde que Kyle Busch lo hiciera en la Nationwide y la Camping World Truck Series a inicios de la temporada 2009. Su próxima carrera en la México Toyota Series será el 5 de abril en el Autódromo Hermanos Rodríguez en la Ciudad de México. 

Todo comenzó a funcionar muy bien en la segunda mitad del año pasado”, dijo Suárez, quien entró al 2014 con una victoria y 15 finales dentro de los 10 primeros lugares en 30 participaciones en la K&N. “La oportunidad de volver a conducir en el programa Drive for Diversity, nuestro duro trabajo y una mejor comunicación están dando sus frutos. Hemos iniciado la temporada de la mejor manera que podemos. No me puedo quejar”, agregó. 

Es agotador para un chico cuyos esfuerzos por dominar el idioma inglés hayan coincidido con su curva de aprendizaje en la pista. De hecho, los que le rodean reconocen que Suárez ha mejorado sus habilidades para comunicarse, dentro y fuera del auto, y que esa ha sido una de las principales razones de su exitoso inicio de temporada. 

Eyler, ex Jefe de auto en la Sprint Cup para Mark Martin y ex Jefe de equipo para múltiples pilotos de Roush Fenway Racing en la división principal de la NASCAR, se encontraba estudiando español utilizando las lecciones de Rosetta Stone antes de saber que trabajaría con Suárez. 

“No pasó mucho tiempo tras haber conocido a Daniel que me di cuenta que él tenía que hablar inglés 'red-neck' más de lo que necesitaba yo hablar español”, dijo Eyler. “El no sabía lo que 'red-neck' significaba, pero eso es un ejemplo de la jerga y fraseología que la gente usa”. 

“Necesitábamos interrogar mejor. Con una persona joven que tiene el potencial alcista de Daniel, tratamos de ayudarles a decir las cosas que necesitan decirme, así como las cosas que necesitarán decir en el siguiente nivel. También supe que Daniel necesitaba saber que podía confiar en mí y no avergonzarse preguntando por cosas como pronunciaciones”, agregó Eyler. 

“Por ejemplo, cuando utilizamos la palabra 'patience' (paciencia), él decía 'passion' (pasión). Recuerdo que le decía, ‘Amigo, eres apasionado por las carreras, pero hay que ser más paciente’. Luego él se reía y me daba un golpe en el hombro. Él entiende. Es interesante, esa es una de las formas en la que te conviertes en amigo y aprendes a tener esa confianza en alguien”, dijo Eyler. 

Eyler afirma sentirse conmovido al escuchar historias acerca de cómo Suárez, con la ayuda de sus padres y el programa Drive for Diversity de la NASCAR, ha llegado tan lejos y tan rápido en los Estados Unidos. 

“No me puedo imaginar dejar a uno de mis hijos en el centro de México y decir, ‘O lo tomas o lo dejas’”, dijo Eyler. “Se necesita una madurez especial y la confianza para estar ahí y el se ve muy cómodo”. 

Aunque no es inusual para un piloto en sus 20 años empezar a hacer carrera en las divisiones inferiores de la NASCAR, la mayoría comienzan conduciendo karts cuando están en la escuela primaria. Algunos avanzan en el deporte, gracias en parte a los lazos familiares y a condiciones privilegiadas. 

No es así con las raíces de Suárez en su carrera como piloto. 

“Cuando tenía 11 años”, recuerda Suárez. “Yo no sabía que se podía ser piloto de carreras. Un muy buen amigo me invitó a verlo correr karts. Un par de meses más tarde, me invitó a la carrera. Habló con mi padre y le dijo que no era tan malo, así que mi papá compró un kart y empezamos a correr en algunas carreras”. 

Aunque nunca fue un piloto, su padre, Alejandro, reconoció que su hijo tenía talento. 

“Cuando él tenía 13 años y pudo correr realmente bien en el kart, empezó a salir desde la pole cada semana”, dijo Eyler. “Así que su padre hizo que Daniel arrancara desde atrás para aprender a controlar el auto. Él no se opuso. Él sólo aceptó el reto y sé que eso lo convirtió un mejor piloto”. 

El éxito de Suárez con los karts le trajo la oferta para competir en el circuito de monoplazas en Europa, casi al mismo tiempo en que se le presentó la oportunidad de la NASCAR. 

“Para ser honesto, cuando empecé a correr, mi meta eran los monoplazas”, dijo Suárez, quien ahora reside en Charlotte, Carolina del Norte, más cerca del taller del equipo, pero más lejos de su familia conformada por su madre, Rosy, y dos hermanas menores. “La NASCAR no existía en México. Pero después de que comencé a conversar con la NASCAR, miré que los mejores pilotos del mundo están aquí. Es una locura lo bueno que son”. 

“Yo sabía que ellos querían a un piloto mexicano compitiendo en la NASCAR y estoy muy feliz por haber tomado la decisión. Me encanta lo que estoy haciendo ahora. Estoy agradecido con mi familia que me apoya en todo momento. Esta oportunidad es difícil de conseguir y realmente me siento afortunado de ser uno de ellos. Me siento humilde”, agregó Suárez. 

La pista corta en Bristol será una prueba interesante. Suárez ha corrido en la pista de media milla dos veces, terminando 15to. y 26to., pero afirma gustarle, además de sus posibilidades para mantener viva su racha de victorias. 

“La media milla es la más rápida en el mundo, así que me encanta esta pista”, dijo Suárez. “La primera vez que fuimos, luchamos con la suspensión. El año pasado tuvimos un problema con el motor (línea de aceite defectuoso). Pero hemos corrido bien. Siento que somos buenos allí. Las cosas pequeñas hacen la diferencia. Ahora mismo, nuestro auto está más cerca de la configuración que necesitamos”. 

“Lo único en lo que estoy pensando es en tratar de ser competitivo cada fin de semana y de mantener el impulso impresionante que estamos llevando ahora. Creo que tengo una personalidad ganadora. Me encanta ganar y siempre quiero ser el piloto a vencer”, dijo Suárez. 

“Sabemos que va a ser imposible ganar todas las carreras. Pero a ciencia cierta, si tengo una oportunidad de ganar, voy a tomarla. Si no, vamos a correr entre los tres primeros lugares, si podemos, o los cinco primeros para seguir añadiendo puntos a nuestra búsqueda del campeonato”, agregó.