Noticias


Carl Edwards ganó en Bristol, pese a la lluvia

marzo 16, 2014, Staff report, NASCAR.com

Carl Edwards ganó en Bristol, pese a la lluvia
Jornada de casi 10 horas debido a las interrupciones

Resulatdos completos de la carrera | Clasificación de Pilotos

Carl Edwards tuvo que superar más de cinco horas de interrupciones por la lluvia y un furioso final, para ganar la Food City 500 bajo bandera amarilla y blanca a cuadros, en lo que fue su primera victoria de la temporada, que prácticamente le aseguró su pase al Chase por la NASCAR Sprint Cup.

Edwards fue seguido por su compañero de equipo Ricky Stenhouse Jr., Aric Almirola, Tony Stewart y Marcos Ambrose para completar el Top 5, con cuatro Ford Fusions.

Fue la 3ra. victoria de Edwards en Bristol, donde la lluvia hizo estragos desde antes de comenzar la carrera.

El Top 10 lo completaron Denny Hamlin, quien había arrancado desde la Pole Position, Jeff Gordon, Kasey Kahne, Brian Vickers y el novato Kyle Larson.

La carrera terminó con un final caótico bajo las luces cuando Edwards había abierto cuatro segundos de ventaja sobre Stenhouse Jr., pero a menos de tres vueltas del final, las luces de advertencia se prendieron en la pista e inmediatamente después empezó la lluvia más intensa de la jornada.

“No quería creer que estaba viendo esa advertencia”, dijo Edwards. “Preocupación no es una palabra suficientemente fuerte. Así que me alegré mucho cuando empezó a caer la lluvia. Creo que hubo un poder superior de mi lado”.

Robin Pemberton, el Vice Presidente de Competencia y Desarrollo de Carreras de la NASCAR, dijo que las luces de advertencia se debieron a un error humano.

“Parece que alguien se apoyó en el interruptor de la luz de advertencia”, dijo Pemberton. “Cuando el abanderado vio las luces, levantó la bandera (seis segundos después). Y después de eso, congelamos la pista desde la torre de control”.

Pemberton dijo que el área donde está el interruptor manual no estaba debidamente protegida y que NASCAR tomará notas de esta lección para evitar otro error en el futuro.

Sea como sea, Edwards, estaba feliz con la victoria.

“No puedo creer que lo logramos”, dijo Edwards. “Tuvimos un sábado terrible. Jimmy (Fennigtold, el Jefe de Equipo) me dijo que el equipo trabajó hasta las 3 AM en simulaciones. Habíamos tenido problemas últimamente, así que terminar con la cantidad de Fords de nuestro graraje y correr tan bien fue algo grande.

 “(Ahora) estamos en el Chase y vamos por todo para ganar el campeonato”, agregó.

La carrera del domingo fue una dura prueba de resistencia para los pilotos, los mecánicos, aficionados e inspectores de la pista y  muy parecido al de la Daytona 500, que también sufrió un largo retraso por lluvias de más de seis horas, y tuvo uno de sus momentos más extraños cuando Timmy Hill impactó el auto No. 20 de Matt Kenseth, quien eventualmente reinició en el 30, pero luego logró ubicarse en el primer lugar durante 164 vueltas.

Kenseth estuvo bajo control y parecía encaminado a su primera victoria de la temporada, pero al final de la carrera, perdió el control y chocó contra el muro exterior, por lo que perdió puestos y terminó 13ro.

La jornada del domingo en Bristol empezó con un retraso de casi dos horas para empezar la carrera y luego fue suspendida en la vuelta 125, cuando Kenseth del equipo Joe Gibbs Racing se encontraba en la punta 

Keselowski se ubicó en la punta al inicio de la carrera, superando a Denny Hamlin, quien había partido desde la Pole Position.

Sin embargo, el tráfico hizo que Keselowski perdiera su posición, permitiendo que Joey Logano se convirtiera en el nuevo líder.

Más adelante Joey Logano sufrió problemas, perdiendo por completo la dirección asistida de su auto. “Es imposible volver a este punto”, dijo Logano a su equipo. “No puedo girar”.

Un nuevo período de precaución por escombros desaceleró el ritmo de la carrera, pero el orden no fue alterado, debido a que los autos en la vuelta del líder se quedaron en la pista.

Tras la última interrupción por lluvia, la carrera casi completó las 500 vueltas a la "Media Milla Más Rápida del Mundo", pero terminó bajo bandera amarilla a cuadros, cuando regresó la lluvia nuevamente y puso fin a una de las jornadas más largas de la temporada.

La Sprint Cup regresará a la acción el próximo domingo en el Auto Club Speedway, en Fontana, California, para la Auto Club 400, que arranca a las 3 PM, Este por FOX.