Noticias


El mal de los neumáticos pinchados atacó en Fontana

marzo 25, 2014, Kenny Bruce, NASCAR.com

¿Qué causó que tantos equipos tuvieran el mismo fin en el Auto Club Speedway?

No es inusual cuando dos o tres equipos sufren problemas durante una carrera, pero cuando casi un tercio de los participantes tienen un final similar, hay que reconocer que algo raro pasa.

Un muy buen ejemplo fue la carrera de la NASCAR Sprint Cup Series llevada a cabo este domingo pasado en el Auto Club Speedway, donde los pinchazos de neumáticos obstaculizaron los esfuerzos de al menos una docena de equipos en distintos momentos.

La pregunta es… ¿Por qué? ¿fue a causa de algún desperfecto en los neumáticos de Goodyear o a las configuraciones de chasis y presión de aire de cada equipo?

Probablemente haya sido un poco de las dos.

Presiones específicas en los neumáticos son recomendadas, pero éstas no son reguladas durante las carreras. Presiones de aire más bajas proporcionan un agarre adicional, pero también puede acelerar el desgasta de los neumáticos y llevar al fracaso.

En el Auto Club Speedway, la presión recomendada fue de 22 psi (libras por pulgada cúbica) para la rueda delantera izquierda y de 20 psi para la trasera. Según un oficial de la NASCAR, algunos equipos estaban corriendo en 14 psi.

Sin embargo, hubieron algunos pilotos que afirmaron haber utilizado la misma presión de aire del año pasado.

El compuesto y la fabricación de los neumáticos fueron los mismos del 2013, de acuerdo con Goodyear. Entonces, ¿por qué tantos incidentes en relación a este elemento?

Lo que cambió fueron los autos. Este año la combinación de un nuevo paquete de normas y el desarrollo continuo del auto Gen-6 se tradujo en una mejor aerodinámica y por ende en velocidades más altas. Y claro, eso pone también más tensión a cada pieza del auto, incluyendo los neumáticos.

No todos tuvieron problemas con los neumáticos. Kyle Busch, quien resultó ganador de la carrera, corrió entre los diez primeros lugares prácticamente la mayor parte del tiempo. Si el piloto de Joe Gibbs Racing "tuvo cuidado con su auto”, entonces lo hizo a un ritmo impresionante.

Su compañero de equipo Matt Kenseth tampoco sufrió problemas, arrancando desde la posición privilegiada y corriendo en el Top 10 durante toda la carrera.

Sobrepasar los límites es una forma de vida en la NASCAR, donde los equipos tienen poca tolerancia a las tolerancias. Desde la manera en la que los autos con construidos hasta cómo son conducidos, todo es llevado más allá.

Y esto no es diferente para Goodyear, quien se encarga de encontrar el equilibrio perfecto entre los neumáticos para proporcionar el máximo agarre con el mínimo desgaste.

Pero el hecho de que este año Goodyear esperaba tener resultados similares, a pesar de las mejoras en el auto, no debe de ser ignorado.

No hay manera de garantizar que una prueba de neumáticos de uno o dos días en el Auto Club Speedway habría alertado a los oficiales de Goodyear sobre estos problemas. Las condiciones de las careras son completamente diferentes a las de una prueba de neumáticos.

Pero que el paquete de reglas haya alterado el panorama significativamente, parece indicar la necesidad de algún nuevo tipo de prueba en la pista.