Noticias


Jimmie Johnson alarga su mala racha en la temporada 2014

abril 08, 2014, Brad Norman, NASCAR.com

El equipo No. 48 sigue sin conocer la victoria tras sufrir problemas en Texas

Dale Earnhardt Jr. no fue el único piloto de Hedrick Motorsports que resultó afectado tras haber perdido el control del Chevrolet No. 88 en las primeras vueltas de la Duck Commander 500 llevada a cabo la tarde de este lunes en el Texas Motor Speedway.

Luego de haber impactado contra el muro externo de la pista, su auto quedó envuelto en llamas, dejando también al Chevrolet No. 48 de Jimmie Johnson cubierto de cenizas y con daños significativos en el parabrisas y la parte delantera izquierda. 

Esta fue la razón por la que Johnson tuvo que entrar a pits múltiples veces en su intento por salvar el día.

“Es un poco surrealista lo que pasó”, dijo Johnson. “Junior golpeó la hierba y algo de su auto como un divisor o algo simplemente destruyó mi parabrisas, y luego algo golpeó la parte frontal del auto”, agregó.

El Jefe de Equipo Chad Knaus ideó una estrategia que puso a Johnson de vuelta en la contienda. Debido a que tuvieron que quitar al carbonizado No. 88 de la pista, la bandera amarilla tuvo una duración de 11 vueltas (14-24). Knaus ordenó a Johnson que entrara a pit varias veces y envió a más hombres a que intentaran reparar los daños del auto. La sanción resultante no tuvo ningún efecto en el equipo, ya que de por sí se encontraban en la última posición.

La carrera fue reiniciada y a la altura de la vuelta 34, Johnson corría en el 25to. lugar. Sin embargo, un pinchazo en la rueda trasera derecha sobre el giro 39 obligó a que Johnson volviera a entrar a pit, acabando de esta manera con el buen ritmo que llevaba.

“Estabamos en una buena posición y estábamos corriendo vueltas decentes cuando la rueda trasera derecha explotó”, dijo Johnson. “Me alegra de que Junior esté bien y felicito a mis chicos. Jugamos un poco con cierta estrategia al final. Ellos nunca se dieron por vencidos” agregó.

Los intentos en la última parte de la carrera por regresar a la vuelta del líder fueron bien concebidos, pero no funcionaron.

Esta fue la segunda carrera en la que Johnson finaliza fuera del top 20. En la Auto Club 400, Johnson lideraba la carrera cuando a siete vueltas del final una rueda de su auto explotó.

Así, tras siete jornadas en la temporada 2014 de la NASCAR Sprint Cup Series, Johnson aún tiene pendiente su visita al Victory Lane. El próximo intento por acabar con esta mala racha lo hará el sábado 12 de abril en Darlington.