Noticias


La industria de la NASCAR 'saluda' a los militares y sus familias

mayo 26, 2014, Joe Menzer, NASCAR Wire Service, NASCAR.com

Desde los pilotos hasta los socios de la NASCAR honraron a quienes luchan por la nación

Quizá ningún otro deporte de Estados Unidos apoya de forma más completa y variada a los miembros de las Fuerzas Armadas como la NASCAR, que dejó amplia evidencia de eso durante una serie de eventos previos a la Coca-Cola 600 que se corrió el domingo en el Charlotte Motor Speedway.

Por supuesto, esto fue solo el inicio de la iniciativa "NASCAR: An American Salute” – una plataforma diseñada para aunar los esfuerzos de los fanáticos, los equipos, las pistas y socios de la NASCAR para honrar y promover las relaciones con los miembros de las Fuerzas Armadas activos y en retiro.

El programa se llevará a cabo desde este fin de semana de Memorial Day, hasta el fin de semana del Día de la Independencia del 4 de Julio, cuando la NASCAR celebrará sus carreras en el Daytona International Speedway.

"Cuando vienen y podemos saludarnos, eso significa mucho para nosotros”."

-- Francisco Martinez, especialista E-4 con base en Fort Bragg, Carolina del Norte

La iniciativa “NASCAR: An American Salute” arrancó la semana pasada cuando Austin Dillon, el piloto del Chevrolet No. 3 de Richard Childress Racing de la NASCAR Sprint Cup Series, visitó Fort Bragg en North Carolina, donde dio inicio a un programa único entre la NASCAR, Coca-Cola, Mars Chocolate North America y Mondelez, diseñado para acoger a compradores autorizados en más de 180 comisarías militares.

Desde el martes pasado, el día de la visita de Dillon hasta el 6 de junio, los compradores de las comisarías podrán entrar al sorteo 2014 Champions Week Sweepstakes, cuyo premio es un viaje a Las Vegas para asistir al NASCAR Champion's Week en diciembre. Todo lo que deben hacer es enviar "NASCAR Salute” en un mensaje de texto al 313131 o registrarse en la página de Internet: http://2014championsweeksweeps.com/.

Quizá lo más importante de la visita de Dillon fue poder compartir con miembros de la comunidad militar de Fort Bragg, con quienes compartió anécdotas y firmó autógrafos durante dos horas. Además, ayudó para elegir a los ganadores de cuatro entradas para la Coca-Cola 600.

“Me encanta cuando tengo la oportunidad de hacer cualquier cosa con los militares”, dijo Dillon. “Una de mis cosas favoritas todos los años es cuando visito el hospital militar Walter Reed en Washington D.C. Venir a Fort Bragg, que está tan cerca de mi casa y en mi estado, es algo muy emocionante.

“De hecho recuerdo haber venido aquí en un viaje de mi escuela cuanto estaba en 8vo. grado para ver a los paracaidistas. Fue increíble conocerlos entonces, pero regresar ahora en esta etapa de mi vida y poder contribuir con algo, conocer a los soldados que me permitir vivir en libertad para competir en el automovilismo como medio de vida, es algo muy especial para mi”.

Aunque la visita significó mucho para Dillon, también lo fue para los militares.

“Es muy bueno para la moral de los soldados”, dijo Ed Flecha, Capitán del Ejército de Estados Unidos. “Sin importar el origen de los soldados, este es uno de nuestros deportes favoritos. Este joven piloto representa el futuro de la NASCAR. Todos en la base seguimos la NASCAR y cuando un piloto nos viene a visitar, eso significa mucho para nosotros. También es muy bueno cuando los vemos en los hospitales, trabajando en el proyecto Wounded Warriors o en cualquier actividad en la que interactúan con nuestro personal. Su apoyo significa mucho”.

Francisco Martínez, especialista E-4 que tiene su base en Fort Bragg, dijo que la NASCAR y los militares forman una combinación perfecta.

Martínez, quien corría autos en su natal Puerto Rico, dijo que uno de sus tíos incluso llegó a trabajar como mecánico en autos de Fórmula 1.

“Nos motivan mucho”, dijo Martínez sobre los pilotos de la NASCAR. “Promueven lo que hacemos y se esfuerzan en hacer saber que aprecian nuestro trabajo. Nosotros lo apreciamos también. Ellos tomar riesgos en lo que hacen y nosotros también. Así que cuando vienen y podemos saludarnos, eso significa mucho para nosotros”.

Otra forma de apoyo a los militares es cuando hacen la transición a la vida civil y se reincorporan a la fuerza laboral.

Es ahí cuando Bank of America, la empresa que emplea a más militares en todo el país, entra a figurar en la camp “American Salute”.

Además de su iniciativa "Express Your Thanks” en al que los fanáticos pueden usar el hashtag #troopsthanks para enviar mensajes de agradecimiento y apoyo a los militares y a la vez generar donaciones de hasta $1 millón para el Proyecto Welcome Back Veterans, Wounded Warrior, Bank of America también se unió al equipo Hendrick Motorsports, el Salón de la Fama de la NASCAR y la Cámara de Comercio de Estados Unidos para celebrar una feria de trabajo para los militares en Charlotte, North Carolina, el jueves pasado, a la que asistieron entre otros el General Mayor Gregory Lusk, responsable general en Carolina del Norte.

“Una fracción de 1%  – menos de 1% – de la población lleva un uniforme militar”, dijo Lusk.  “Eso nos debe redorar la obligación que tenemos unos con otros”.

Eric Eversole, el Director Ejecutivo de Hiring Our Heroes y de la Fundación de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, dijo que esas organizaciones han participado en ferias de trabajo para militares en más de 200 ciudades de Estados Unidos desde 2011, y recordó que los resultados son una victoria para los negocios y los militares que buscan una transición a la vida civil luego de servir al país.

“Hemos tenido a más de 180,000 miembros de las Fuerzas Armadas que han visitado estas ferias”, dijo Eversole. “Nuestro porcentaje de contratación es de 15% por lo que más de 27,000 ex militares han obtenido trabajos como resultado directo de estas ferias”.

“Lo más importante de nuestro trabajo es que hemos ayudado a cambiar la percepción sobre la contratación de un veterano. Se puede decir mucho sobre las razones por las que es la decisión correcta, pero simplemente lo es. Estos veteranos tienen muy buenas habilidades, saben de liderazgo, buen entrenamiento, sobre tomar decisiones en situaciones de mucho estrés. Los negocios necesitan eso, personal que puedan dirigir no solo seguir a otros”, dijo Eversole.

Uno de esos ejemplos estuvo en la feria de trabajo la semana pasada.

Se trata de Will Manning, Vice Presidente Sr. y Gerente de Relaciones de Bank of America, quien sirvió en el ejército como Ingeniero de Combate en la 82da. División Aerotransportada del Ejército, como Airborne Ranger y Paracaidista Maestro.

Manning dijo que cuando salió del ejército no había programas para ayudar a los soldados a reincorporarse a la vida civil y que por eso ahora siente tanta pasión por participar en estos proyectos.

“Para mi es una pasión poder ayudar a los que nos sirven y nos permiten vivir como lo hacemos”, dijo Manning, quien estuvo basado en Fort Bragg cuando estaba en el ejército. “Cuando veo a militares tratando de hacer la transición y tienen problemas para conseguir un empleo, pienso que ese pude haber sido yo. Es muy bueno saber que trabajas para una compañía como Bank of America que ve el valor en las habilidades (de los militares) y reconoce que necesita más de ellos”.

También la semana pasada en el Charlotte Motor Speedway, Goodyear anunció su 5to. programa anual "Goodyear Gives Back”, con el mensaje "Support Our Troops” en todas las carreras celebradas el fin de semana del Memorial Day.

En sociedad con la NASCAR Foundation, Goodyear celebrará un subasta por Internet en la que los fanáticos podrán ganar mercancía de la NASCAR, una experiencia VIP en el dirigible de Goodyear.

Goodyear igualará la cantidad de lo que se recaude hasta $50,000, para ayudar a los miembros de las Fuerzas Armadas y sus familias.

Entre los asistentes a la ceremonia de Goodyear estuvieron el Presidente de la NASCAR, Mike Helton, y Richard Childress, dueño del equipo Richard Childress Racing.

“Sé que Mike va a apostar mucho en la subasta. Siempre lo hace”, dijo Childress sobre Helton.

“Todo esto va muy bien con nuestra cultura de la NASCAR desde que empezó en 1948. Hay muchas generaciones de miembros de la NASCAR y fanáticos de la NASCAR que aprecian los esfuerzos de los miembros de las Fuerzas Armadas y sus familias. No hay mejor momento para recordar la responsabilidad que tenemos para con ellos que el fin de semana de Memorial Day y por eso es importante hacer todo lo necesario para honrarlos y ayudarles”, dijo Helton.