Noticias



Jimmie Johnson ganó por 9na. ocasión en Dover

junio 01, 2014, Staff report, NASCAR.com

Johnson

El seis veces campeón logró su 2da. victoria consecutiva del 2014

Resultados completos FedEx400 | Clasificación de Pilotos

DOVER, Delaware - Jimmie Johnson dominó la FedEx 400 al liderar 272 de las 400 vueltas para ganar su 2da. carrera consecutiva del 2014 en el Dover International Speedway, tras lograr contener el ataque de Brad Keselowski en el último reinico.

La victoria de Johnson, que ocurrió apenas una semana después de lograr su primera victoria de la temporada en el Charlotte Motor Speedway, no fue ninguna sorpresa ya que con nueve victorias en Dover, es el piloto más ganador en esta pista en la historia de la NASCAR.

Lo que sí causó sorpresa fue el anuncio de Johnson sobre una operación para reparar una hernia en la espalda a la que se sometió en diciembre pasado, lo que pudo haber contribuido a su poco exitoso inicio de la temporada 2014.

“No se suponía que fuera un secreto”, dijo Johnson, quien hizo las primeras declaraciones públicas sobre la operación durante una entrevista que se transmitió durante la carrera por la cadena FOX. “La operación fue prácticamente después del banquete de los campeones. Me sorprende que nadie se haya enterado antes”.

 Johnson dijo que tenía dos hernias (una a cada lado de la espina dorsal) y una tercera cerca del “área del ombligo”, mismas que fueron reparadas con un procedimiento artoscopico. Johnson inició su rehabilitación 10 días, pero Johnson dijo que la recuperación tras la operación, el mal clima al inicio del año y otros factores, limitaron su tiempo de preparación para el inicio de la temporada 2014.

“Creo que nos perjudicó y tuvimos que empezar con algo de atraso”, dijo el seis veces campeón de la NASCAR, cuyo equipo ahora parece invencible tras las victorias consecutivas en Charlotte y Dover. “Ahora vamos en racha y tenemos muy buenas pistas por delante”.

Johnson, quien muchas veces ha dicho que Dover es “su tipo de pista”, lideró 272 de las 400 vueltas para lograr la victoria en la FedEx 400 presented by Autism Speaks.

“Realmente son increíbles aquí”, reconoció Matt Kenseth, quien terminó 3ro. “Si es que vas a tener alguna oportunidad para ganar aquí deber tener un auto para ganarles cada vuelta y esperar a que algo les falle”.

El Jefe de Equipo de Johnson, Chad Knaus, quedó complacido con los resultados recientes del equipo No. 48.

“Antes de la Coca-Cola 600 la semana pasada, le dije a Jimmie que íbamos a llevar su auto favorito al Charlotte Motor Speedway y que su nuevo auto favorito iba a estar también en Dover y las siguientes semanas”.

“Hemos estado un poco atrás toda la temporada, pero todos en nuestro garaje trabajó a fondo, desde el equipo de los pits, los fabrican el chasis y los que preparan los motores. Todos trabajaron para tratar de encontrar posibles ventajas y cuando lo hacemos sentimos que podemos hacer pasar cosas buenas. Estamos viendo los frutos del gran trabajo de todo el equipo”, agregó.

A pesar del gran dominio de Johnson, el resultado de la carrera se decidió en el último reinicio, tras la 8va. bandera amarilla.

“Al final, las banderas amarillas, son una oportunidad para que el que esté dominando cometa un error”, dijo Johnson. “Así que me aseguré de elegir la línea correcta para el último reinicio”.

Johnson se pudo poner adelante de Keselowski y Kenseth, quien no pudo arrancar al ritmo para tomar el 1er, lugar a pesar de una “ayuda” de Clint Bowyer, quien intentó empujarlo por atrás, pero más que ayudarlo lo sacó de la línea de carrera.

“Hice lo peor en el reinicio”, reconoció Kenseth. “Patiné las llantas demasiado. Al final ganó el mejor auto”.

Bowyer había cambiado solo dos llantas durante la bandera amarilla anterior a 40 vueltas del final y tomó el liderado momentáneamente, pero Johnson lo adelantó antes de completar una vuelta tras ese reinicio.

“Traté de ayudar a (Kenseth)”, dijo Bowyer, quien como Kenseth, todavía está intentando lograr su primera victoria de la temporada. “Todos patinamos como locos. Creí que tenía oportunidad de ayudar, pero lo empujé contra el muro”.

Bowyer también tocó a Kyle Busch en la vuelta 125 y también lo mandó contra el muro exterior, lo que terminó con las aspiraciones del piloto del Toyota No. 18 de completar su triplete tras haber ganado las carreras de la Camping World Truck Series el viernes y la de la NASCAR Nationwide Series el sábado.

La Sprint Cup Series regresará a la acción el próximo domingo en el Pocono Raceway para la Pocono 400.