Noticias


Jeff Gordon reveló cuál es su mayor miedo

junio 05, 2014, Staff report, NASCAR.com

Gordon

Gordon afirmó sentirse aterrado cuando ve a su hija Ella Sofia al volante

Hay muy pocas cosas que podrían ocasionar miedo a Jeff Gordon. Claro, es lo que se espera de alguien que conduce a más de 190 millas por hora cada semana en la Sprint Cup Series. Pero lo cierto es que existe un momento en el que el cuatro veces campeón de la NASCAR llega a sentirse aterrado y es cuando su hija Ella Sofia, de seis años de edad, se pone al volante de su pequeño kart para dar vueltas en la pista.

"Me aterra", dijo Gordon. "Desde el punto de vista de un padre, es difícil verlos andar por ahí y no tener control de lo que está pasando y saber que todo depende de ellos".

"Es impresionante la concentración que pueden tener a tan corta edad, salir y hacer eso, pero al mismo tiempo sabes sobre todas las cosas que pueden salir mal y eso da miedo", agregó. 

Jeff Gordon inició su carrera deportiva a las cinco años de edad, progresando en las categorías de los monoplazas de la USAC. Debutó en la NASCAR en 1990 con 19 años de edad en la ahora Nationwide Series. Cuenta con 89 victorias en la NASCAR Sprint Cup Series, el mejor registro entre los pilotos activos y el 3er. mejor de todos los tiempos. 

"Está tan alrededor (de las carreras) que es difícil para ella no estar influenciada y no queremos alejarla de esto si ella quiere correr", dijo Gordon.

"Pero vivir en mi casa, equitación, gimnasia, fútbol o lo que sea, siempre hay algo que está pasando y correr, hasta el momento, ha sido lo mismo que esas otras cosas. No es como que sobresalga del resto, pero fue divertido verla desde afuera y vamos a ver si continúa". 

Por ahora, Gordon y su esposa Ingrid están dispuestos a dejar que Ella Sofia determine su nivel de interés. 

"Honestamente creo que la única razón por la que ella está interesada en eso es por que soy su padre y ella sólo quiere complacerme y quiere hacer algo que yo hago", dijo Gordon. "Y además, eso no es del todo malo. Puede ser bueno también". 

 "Solo tienes que saber manejarlo porque podría ir muy bien o podría ir muy mal", agregó Gordon.