Noticias


Sonoma fue un escenario difícil para varios equipos

junio 23, 2014, Kenny Bruce, NASCAR.com

Harvick, Johnson, Bowyer, Vickers y otros pilotos sufrieron daños en el circuito mixto

SONOMA, California -- Kevin Harvick tuvo uno de los autos más rápidos. Por supuesto, nada anormal para el piloto de Stewart-Haas Racing. 

Pero no fue capaz de aprovechar esa velocidad para visitar el Victory Lane. Nuevamente, un auto rápido con resultados frustrantes.

"Hoy sólo fue otro día con el auto más rápido", dijo Harvick tras finalizar en el puesrt 20 de la Toyota/Save Mart 350 en el Sonoma Raceway

"Tuvimos una oportunidad de ganar la carrera y lo arruinamos de nuevo. Sólo nos dimos una mala posición y nos estrellamos". 

Con dos victorias, Harvick tiene garantizada su participación en el Chase y su resultado del domingo tampoco lo afectó en la Clasificación de Pilotos. Sin embargo, fue otra jornada en la que pudo haber tenido un final mucho mejor. 

Su Chevrolet No. 4 no fue el único dañado en la 1ra. parada de la NASCAR Sprint Cup Series en circuito mixto. De hecho, tres de las seis banderas amarillas fueron producto de accidentes. Frontales destrozados, puertas colgando, traseras abolladas, así llegaron muchos de los autos a los garajes al final de la carrera. 

"Dos se estrellaron al frente de nosotros y nos dieron en la parte frontal derecha y era tanto el daño que tuvimos que entrar a pit", dijo Brian Vickers, quien culminó en la 14ta. posición. 

"Me hicieron perder el control. No se por quién", dijo Denny Hamlin, quien terminó en la 26ta. posición. 

"Tenía un gran auto, pero fui perforado (por Tony Stewart) y desde ahí mi dirección dejó de funcionar bien", explicó Jimmie Johnson, quien acabó 7mo. 

Los problemas de Harvick dieron inicio poco después de la 3ra. bandera amarilla, cuando una larga parada en pit lo hizo descender del 4to. al 12do. puesto. 

Menos de 10 vueltas después, Clint Bowyer se ubicó detrás de Johnson en la curva 11 y Jamie McMurray detrás de Bowyer, en este instante Bowyer perdió el control y Harvick, quien se aproximaba desde el interior, fue incapaz de esquivar al Toyota No. 15 de Michael Waltrip Racing. 

El equipo de Harvick hizo lo pudo para reparar los daños en el auto. La vuelta perdida fue recuperada en un período de precaución posterior, pero su auto, con el que había liderado por 23 vueltas, jamás volvió a ser el mismo.