Noticias


La maldición de los neumáticos volvió a atacar a Jimmie Johnson

julio 16, 2014, David Caraviello, NASCAR.com

Johnson sufrió problemas con los neumáticos en dos ocasiones en New Hampshire

Para el equipo No. 48, se ha convertido en una escena casi tan común como Jimmie Johnson levantando trofeos – su auto azul y blanco, generalmente temido en la NASCAR Sprint Cup Series, cojeando rumbo a los garajes, con la carrocería destrozada y los neumáticos rasgados. 

Lo vimos el domingo pasado en New Hampshire, donde los problemas con dos neumáticos diferentes en la trasera izquierda dejaron a Johnson fuera de la carrera tras haber corrido solamente durante 11 vueltas. También lo vimos a inicio de temporada en el Auto Club Speedway, donde la delantera izquierda volvió a derrocar a Johnson en un evento que había dominado hasta ese punto. De igual manera, el año pasado en Pocono, donde el auto de Johnson sufrió de la delantera derecha mientras liderada. Y por si fuera poco, también sucedió en la penúltima carrera de la temporada 2012 en Phoenix, donde un accidente causado por una falla en un neumático facilitó el camino a Brad Keselowski para adjudicarse el título del campeonato.

Johnson ha sufrido al menos siete carreras, marcadas por problemas con los neumáticos, desde aquella tarde fatídica en Phoenix, una tasa alta de incidencia para cualquier equipo élite.

Según Goodyear, ambas fallas sufridas en New Hampshire se debieron a la baja presión de aire en los neumáticos.

“Estoy a la expectativa de que la gente nos señale y diga que fue nuestra culpa”, dijo Johnson en TNT tras haber sido dado de alta en el centro médico. “Supongo que si lo fue, vamos a aceptarlo”.

Sin embargo, en ese lapso de 57 carreras, el equipo No. 48 ha logrado ganar nueve eventos y un campeonato, lo que indica que cualquiera que sea la táctica que hayan utilizado, claramente ha funcionado a su favor la mayoría de las veces.

En esta temporada, Johnson acumula tres victorias, con las que asegura un puesto en el Chase y además permite al equipo ser agresivos con sus configuraciones. Nadie sabe con certeza cuál fue el detonante de lo sucedido el domingo pasado, pero para ser justos, casi todos los problemas con los neumáticos se han producido durante la temporada regular, cuando los equipos son más proclives a la experimentación.

Excepto uno, el de esa tarde en Phoenix que prácticamente le negó el campeonato a Johnson.

Con tanto en juego, nadie en el equipo No. 48 quiere ser testigo nuevamente de una escena similar a la del domingo, en especial bajo el nuevo formato del Chase.

Por su parte, Chad Knaus, Jefe de Equipo de Johnson, admitió estar muy preocupado con estas situaciones y afirmó tener que encontrar una solución. 

“No sé lo que está pasando, pero tenemos que averiguarlo”, dijo Knaus.