Noticias


Sergio Peña, una nueva promesa latina en la NASCAR

agosto 26, 2014, NASCAR en español, NASCAR.com

Sergio Peña, una nueva promesa latina en la NASCAR
Trayectoria del joven piloto de padre colombiano

CONCORD, Carolina del Norte. (25 de agosto, 2014) — Sergio Peña inició en el mundo de las carreras cuando tan sólo tenía 4 años de edad. Por supuesto, no a bordo de stock cars, como lo hace ahora, sino en una bicicleta todoterreno con ruedas de entrenamiento.

Su padre, Jairo, compitió en go-karts y motocross en su natal Colombia, por lo que fue más fácil para el joven Peña seguir sus pasos.

En sus ocho años de carrera profesional, Peña ha competido en motocross, go-karts, formula y late models, previo a su debut dentro de la NASCAR K&N Pro Series, y en cada una de estas etapas su padre ha estado con él.

"Siempre busco cómo llegar a mi límite" - Sergio Peña, piloto de la NASCAR K&N Pro Series

“Nunca se ha perdido una de mis carreras. Definitivamente, ha sido el apoyo más grande que he tenido en toda mi carrera”, dijo Peña. “Somos más como hermanos que padre e hijo. No creo que tendríamos la misma relación tan cercana si no fuera por las carreras”.

Aunque Peña hacía lo que más amaba en la pista casi todos los fines de semanas, uno de los retos más grandes al que tuvo que hacerle frente fue el divorcio de sus padres.

“Intentar mantener a los dos felices fue difícil”, dijo Peña. “Estaban tan cerca de mi papá con todo esto de las carreras que sentí que podría alejarme de la relación con mi mamá, pero afortunadamente nunca pasó”.

Peña mantuvo fuertes lasos con su mamá, Tracey, al igual que con su hermana menor, Gabriela, quien ahora asiste a la West Virginia University.

Desde su infancia, Peña le dio mucha importancia a su desarrollo en el mundo de las carreras, pero eso no impidió que también tuviera una vida como cualquier otro niño. En primaria y secundaria, practicó baloncesto, fútbol y football americano en Winchester, Virginia, su ciudad natal.

“Honestamente, no sé cómo teníamos tiempo para eso”, comentó Peña en risas. “Siempre traté de estar involucrado en muchos deportes”.

El piloto de 6 pies 3 pulgadas de estatura todavía juega baloncesto casi todos los martes por la noche en una iglesia local, y con un calendario de tiempo completo en las carreras, de igual manera se mantiene muy activo como cuando sólo era un niño.

Cuando no está en la pista, Peña disfruta de andar en bicicleta de montaña, nadar y correr, sobre todo si se trata por una buena causa. Este año, Peña participó en el Jimmie Johnson Foundation 5K y en el Galloponf Gallop 5K, donde terminó 2do. en su categoría.

A Peña también le gusta correr por Lake Norman, ubicado en las zonas Cornelius, Davidson y Huntersville.

“Me gusta todo lo que sea al aire libre y aventurero. Simplemente me encanta estar activo con la adrenalina fluyendo”, dijo Peña. “Siempre busco cómo llegar a mi límite”.

Así como también lo hizo en el 2010, a la edad de 16 años, cuando intentó formar parte del Rev Racing Team. Peña creció compitiendo en circuitos mixtos, lo que supuso un nuevo reto cuando llegó a los óvalos. El joven y agresivo piloto aceptó dicho reto y debutó en la K&N durante la All-Star Toyota Showdown, donde se robó la atención de todos tras haber clasificado en la Pole Position y terminado la carrera en la 2da. posición, por detrás de Joey Logano. En su 2do. año con el equipo, empató con la mayor cantidad de victorias en la NASCAR K&N Pro Series East con tres banderas a cuadros. Además, logró cuatro Top 5s y siete Top 10s.

Tras graduarse de la James Wood High School en el 2011, Peña asistió a la Radford University por dos años, donde estudió ingeniería mecánica y comunicaciones para complementar su carrera como piloto.

Peña era miembro del programa NASCAR Next mientras estudiaba en la universidad y fue cuando se dio cuenta que sería casi imposible ser piloto y estudiante de tiempo completo, por lo que decidió dejar los estudios en busca de su sueño.

“En realidad quiero terminar y tener mi título, pero esta es una oportunidad única en la vida que tengo que seguir ahora mismo”, dijo Peña.

Aunque ya no asiste a la universidad, Peña continúa con su educación de una manera diferente. Ha convertido en un hábito practicar el español. Crecer con su madre, quien es profesora de español, y su padre colombiano, lo ayudó a entender el idioma, pero siempre se le dificultó hablarlo.

“No tengo idea de por qué no practiqué español con ellos. Lo aprendí por escucharlos a ellos todo el tiempo”, dijo Peña. “A muchas de las carreras go-kart llegaban muchos niños de Colombia para competir con nosotros, como lo escuchaba mucho, entonces pude aprenderlo”.

Peña cada vez habla más fluido el idioma e incluso ha participado en entrevistas con medios hispanos esta temporada. Su compañero de equipo, el mexicano Daniel Suárez, también lo ha ayudado en su desarrollo.

Cuando no está en las carreras con la adrenalina a tope o exigiendo a su cuerpo al máximo con cualquier otra actividad, Peña se da un respiro para expresar su lado artístico a través de la fotografía.

“Siempre tomé fotos de pequeño. Y me empezó a gustar más y más cuando crecí”, dijo Peña.

Peña comparte su pasión por la fotografía con su amigo y ex compañero de equipo Darrell Wallace Jr..

Peña también disfruta tocar el piano y la guitarra en su tiempo libre.